Aceite

La cosecha de aceituna de mesa será la segunda más baja en ocho años, con 546.000 toneladas

viernes, 4 de septiembre de 2020

Oliva aceituna de mesa (Foto Junta de Andalucía)



La cosecha de aceituna de mesa que se iniciará en los próximos días será la segunda más baja en España en los últimos ocho años, con Sevilla como referente nacional, donde se recolectará el 80% del total del territorio nacional, con la previsión de recoger 546.000 toneladas en todo el país.


Así lo refleja Asaja-Sevilla, que indica que se han dado problemas de agostado debido a la falta de agua y a las altas temperaturas, por lo que se espera una cosecha ligeramente inferior a la media 2010-19, como refleja el segundo aforo de la Interprofesional de la Aceituna de Mesa (Interaceituna).


Este aforo certifica que la cosecha de aceituna de mesa de la presente campaña, si bien será superior a la pasada, que fue la más baja de los últimos diez años, no solamente estará ligeramente por debajo de la media, sino que será la segunda más baja de las últimas ocho.


Así, el aforo estima que la producción nacional de aceituna de mesa de la campaña 2020/21 será de 546.000 toneladas, mientras que el informe refleja que ya se empiezan a observar síntomas de agostamiento en parcelas de secano y problemas por la falta de agua en los riegos deficitarios e indica que la cosecha final estará enormemente condicionada por la evolución climática.


Los datos recopilados por la organización interprofesional tras las visitas de campo indican que se producirá un incremento en la producción de la variedad manzanilla que, tras la pésima cosecha del 2019, recupera sus producciones habituales y tendrá una cosecha superior a la media.


Sin embargo, en el resto de variedades (gordal, hojiblanca, cacereña, carrasqueña y otras) la producción será inferior o muy inferior a la media.


Según los técnicos de Asaja, la campaña llega con calibres un poco adelantados en su maduración en la provincia de Sevilla, donde el fruto empieza a mostrar algunos problemas de agostado debido a la falta de agua y a las altas temperaturas de julio y agosto, más evidentes aún en algunos secanos de tierras ligeras. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD