Comercio Exterior e Interior

El secretismo del Gobierno británico complicó el Brexit, según un informe independiente

lunes, 7 de septiembre de 2020

Brexit (Foto webBBC)



El secretismo del Gobierno británico sobre la negociación del Brexit dificultó los preparativos del Reino Unido ante su salida de la Unión Europea (UE), que se materializó a finales del pasado enero, según un informe divulgado el pasado viernes.


El documento ha sido elaborado por la llamada Oficina Nacional Auditora (NAO, en inglés), organismo independiente encargado de auditar los ministerios y otras organizaciones gubernamentales.


En ese texto, la NAO indica que los preparativos supusieron una fuerte carga para los funcionarios, dado que más de 22.000 personas de distintos ministerios estuvieron dedicadas a esta tarea, a un coste de 4.400 millones de libras (4.892 millones de euros).


El informe se hizo para evaluar la gestión del Gobierno cuando se preparaba al país ante el Brexit, después de que los británicos votaran a favor de la salida del club comunitario en el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016.


El informe de la NAO puntualiza que el permanente secretismo del Ministerio para la Salida de la UE (Dexeu, en inglés), suprimido después del Brexit y que negoció el acuerdo de salida, no ayudó en el intercambio de trabajo entre los distintos departamentos.


"Dexeu retuvo las comunicaciones y mantuvo en secreto cualquier cosa que estuviera relacionada con la posición negociadora del Reino Unido. Este instinto de secretismo del Gobierno puede interferir en una coordinación efectiva, la colaboración y el sentido de urgencia a la hora de progresar hacia un objetivo común", añadió la NAO.


El texto, califica, además, de "limitados" los preparativos previos al referéndum de 2016 para identificar el impacto de una desvinculación con el mayor bloque comercial del Reino Unido.


La presidenta del comité de Cuentas Públicas del Parlamento, Meeg Hillier, declaró este viernes que los ministros deben asegurar que estos errores no se volverán a repetir.


El responsable de la NAO, Gareth Davies, dijo que el Brexit supone una labor "altamente compleja" para el Gobierno y confió en que lo "aprendido" en esas negociaciones pueda servir de cara a los preparativos para el fin del periodo de transición, así como la gestión de otras crisis, como la pandemia de la covid-19.


El Reino Unido empieza la próxima semana la octava ronda de negociaciones con la UE para sellar un acuerdo comercial y de seguridad que regirá la futura relación entre ambas partes una vez que termine el actual periodo de transición. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad