EN NOMBRE PROPIO

Marín (Fecoreva): "Los usuarios del agua hemos demostrado que es posible un Pacto Nacional del Agua. Son los políticos con las llamadas a la sensiblería territorial los que impiden su uso racional”

viernes, 18 de septiembre de 2020


Salvador Maru00edn presidente Fecoreva (foto agrodiario)


Fecoreva nació en 2004 con el fin de defender los derechos e intereses de las comunidades de regantes de la Comunidad Valenciana. Representa los intereses de los regantes, sus inquietudes y necesidades, ante la sociedad y ante las administraciones. Además, la Federación da a conocer y divulga entre las comunidades de regantes las nuevas tecnologías y avances en la gestión agroalimentaria. En Agrodiario hemos entrevistado a su presidente, Salvador Marín, en nuestra sección 'En nombre propio'... 


¿Cuántos regantes se encuentran asociados a las siglas de Fecoreva (Federación de Comunidades de Regantes de la Comunidad Valenciana)?


Conocer la cantidad exacta regantes es muy complicado, lo que sí podemos decirte es que las comunidades de regantes integradas directamente son alrededor de 100, e indirectamente, porque hay algunas entidades que agrupan a muchas otras, en total se superan las 250 entidades de riego, lo que representa más del 90 por cien del regadío de la Comunidad Valenciana.


¿Qué extensión agrícola supone en el campo valenciano? ¿Qué municipios comprende?


El campo valenciano, según el Ministerio de Agricultura tiene una extensión superficial de 640.982 hectáreas de las que 292.531 hectáreas son de regadío. Hace diez años la extensión total era de 681.904 Hectáreas y el regadío de 326.050 hectáreas.


Con ello podemos comprobar que las hectáreas agrarias descienden en unas 40.000, en los últimos diez años, y que la mayoría de este descenso es agricultura de regadío. En casi todos los municipios de nuestra comunidad hay agricultura.


¿Cómo ha cambiado la superficie agrícola de regadío en la Comunidad de Valencia en los últimos 10 años?


Al margen de la reducción de la superficie, lo que es cierto es que en esta época marcada por una profunda crisis económica, el sector agrícola ha estado respondiendo bien a las presiones económicas en algunos tipos de cultivos como los hortícolas, pero, sin embargo, en otros muchos, especialmente en el sector citrícola, se ha sufrido mucho la presión de la bajada de los precios al extremo de estar perdiendo fuerza y se están buscando cultivos alternativos, lo que representa un importante esfuerzo inversor.


¿Es posible separar los retos propios del regadío de los retos de la agricultura?


Es posible separarlo en cuanto a la diferencia que pueda marcar el factor agua, de su disponibilidad. Y estos temas siempre dependen del cristal con el que se miren.


Muchos de los problemas y parte de sus soluciones son comunes, y otros son diferentes, pues las rentabilidades de los cultivos son muy diferentes.


Por parte del Estado, ¿considera que es necesario invertir en modernizaciones de infraestructuras para el aprovechamiento de agua en la zona de Valencia? ¿Hasta qué punto puede este hecho garantizar la supervivencia y continuidad de la agricultura de regadío como uno de los pilares básicos de la competitividad de la Comunidad Valenciana?


Siendo cierto que se han hecho muchas cosas en el regadío de nuestra comunidad, también lo es que queda mucho por hacer y que los retos que tenemos que afrontar no son resueltos con la agilidad que el mercado y nuestras necesidades exigen.


La inversión en infraestructura y la adecuación de la legislación es imprescindible para hacer un uso sostenible del agua en nuestra comunidad.


La lucha contra el cambio climático supone el avanzar día a día para lograr un planeta más sostenible. En este marco, ¿qué papel representa el regadío valenciano como factor clave en esta lucha?


Los agricultores somos el sector de la sociedad que más directamente estamos en contacto con el medio ambiente y somos los que más estamos interesados en su protección, y la agricultura de regadío mucho más, pues egoístamente necesitamos el agua para poder producir estos alimentos que la sociedad reclama para subsistir. Y ese agua sólo se puede conseguir con la sostenibilidad de los diferentes factores productivos.


¿Qué opina de las energías renovables y el autoconsumo en la agricultura? ¿Es necesario mejorar en este campo?


Como en otros muchos aspectos, lo que se necesita es dejar de poner trabas legales y administrativas a su desarrollo.

Hay muchísimo trabajo e inversión por hacer, y se está haciendo, pero hay que tener en cuenta que uno de los factores que puede ayudar a mantener este sector, que estos meses pasados nos hemos dado de repente cuenta de que es esencial, es permitir el desarrollo tecnológico y el abaratamiento de costes que puede representar el uso de las energías renovables como autoconsumo.


A su juicio, ¿el Ministerio para la Transición Ecológica está haciendo una gestión correcta de sus funciones?


Tenemos una ministra que ha tardado casi dos años en recibir al regadío Español desde que tomó posesión del cargo, lo cual es un grave indicio de cómo se toma la titular del departamento al sector del regadío Español.


Desde el Ministerio se pretende luchar contra el cambio climático sin adoptar ninguna medida para afrontarlo. Es decir, se informa la sociedad de las actividades que empeoran el medio ambiente porque alientan el cambio climático y por otro lado se ningunean las soluciones contra el cambio climático como pueden ser determinadas obras hidráulicas que favorecerían la optimización del uso del agua y garantizarían el agua necesaria para toda la sociedad.


¿Cree que es posible en el futuro un Pacto Nacional del Agua?


Los usuarios del agua hemos demostrado durante años que es perfectamente posible un Pacto Nacional del Agua; son los políticos con las llamadas a la sensiblería territorial los que impiden un racional uso de las aguas.


En la Comunidad Valenciana existen siete desaladoras y la mitad de ellas operan muy por debajo de su capacidad pese a la inversión millonaria que se realizó en la primera década del siglo XXI. Los agricultores argumentan que no resulta rentable y resta competitividad a sus productos. ¿Qué opina de su uso para el regadío agrícola? ¿Cuál es la razón principal de esta afirmación y cómo podría resolverse?


La solución la conocen desde hace años. Ya se construyeron sin tener los usuarios requeridos, y no se ponen en explotación porque son caras y porque no se distribuyen las cargas con justicia. Es un problema organizativo y de costes, además de calidad, el agua de las desaladoras no es adecuada para muchos cultivos.


Para la Comunidad de Regantes a la que usted representa ¿es necesaria la legalización de pozos?, ¿que supondría esto para el sector agrícola valenciano?


Entendemos que las regularizaciones de los pozos son imprescindibles para hacer una gestión integral de las aguas, desde esta racionalización en el uso de las aguas es desde donde se debe afrontar este problema, además del imprescindible de la adecuada dotación económica. No se puede cargar de trabajo a una administración pública que debería facilitar y no entorpecer la distribución y uso de las aguas, y luego no dotarla de medios, pues ello genera gravísimos problemas a la economía de nuestra nación.


Por último, en el futuro ¿qué puede y va a hacer la Federación para intentar solventarlos o ayudar al regante de la Comunidad Valenciana?


Nosotros estamos por el día a día, tenemos unas funciones generales que venimos desarrollando, como lo es la propia presencia del sector en la sociedad, pues si no es así los políticos miran hacia otro lado, dado que lo que entienden que no preocupa a los ciudadanos no es importante.


También estamos muy presentes en los procesos de planificación hidrológica y de gestión hídrica.


Mantenemos una contante vinculación con los avances tecnológicos para fomentar su difusión, así como en energías renovables buscando su implantación.


Estamos al tanto de las inversiones públicas y que las mismas pueden llegar a todos los regantes con equidad.


E intercambiamos experiencias de inversión, gestión y organización para optimizar la actividad de las Comunidades de Regantes y demás entidades de riego.


EN NOMBRE PROPIO


Libro o Película... El Abuelo tiene un plan

Color.... rojo

Animal... caballo

Afición... trabajar

Deseo... comida y felicidad para todos

Día de la semana... jueves

Estación... invierno

Comida... jamón serrano

Refrán… más vale un te doy que diez te daré

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD