Frutos secos y cereales

El MAPA analiza con el sector de frutos secos la actual campaña y los proyectos de futuro

miércoles, 23 de septiembre de 2020

Almendra Recolección (Foto Asaja Córdoba)



El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha analizado este martes junto al sector de los frutos secos el final de la temporada 2019-2020 y el inicio de la campaña 2020-2021, así como las perspectivas de futuro.


Durante un encuentro por videoconferencia con la directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, los asistentes le han transmitido las dificultades que atraviesan por la crisis sanitaria de la covid-19.


Dicha crisis, le han explicado, ha reducido el comercio internacional y ha provocado una bajada del consumo en el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), no compensada con el incremento en el consumo doméstico.


Por su parte, Orellana ha recordado que el sector cuenta con diferentes medidas impulsadas por el Gobierno, como la financiación de empresas afectadas por la crisis, según ha explicado el MAPA en una nota de prensa.


En la reunión también se ha señalado el papel que pueden desempeñar las organizaciones de productores de frutas y hortalizas para maximizar la utilización de los fondos comunitarios.


"Aunque el nivel de integración en organizaciones a nivel sectorial se ha ido incrementando en los últimos años hasta alcanzar el 50 %, aún persisten diferencias en función de los productos", ha indicado el Ministerio.


Asimismo, ha precisado que, mientras el 68 % de la cosecha de almendra está integrada en organizaciones de productores, en otros cultivos en expansión (pistacho y nogal) la comercialización a través de estas figuras no alcanza el 2 % de la producción.


Sobre la campaña 2020-2021, en base a datos recogidos en el Avance de Superficies y Producciones del MAPA de junio, hay una previsión de cosecha de almendra de 353.705 toneladas en cáscara (4 % superior a la campaña anterior) y de 12.324 toneladas de avellana (1,6 % más).


La actual contracción de la demanda, sumada a unas previsiones de cosecha superiores tanto en España como en otros importantes países productores, como Estados Unidos, ha generado tensiones bajistas de las cotizaciones.


Por otra parte, el Ministerio ha presentado su análisis de superficie plantada, realizado sobre la base de la información recogida de la Solicitud Única de la PAC y el Registro General de Explotaciones Agrícolas (REGEPA) en 2019, y que permite conocer la edad de las plantaciones y sus variedades.


Así, la almendra representa un 21 % del total de la superficie de este tipo de cultivo declarada, mientras que en pistacho es un 67 % y en nogal un 36 %, "en una expansión favorecida por la creciente demanda europea".


En el encuentro han analizado también los cultivos en ecológico, donde los frutos secos representan el 30 % del total de la superficie, con un crecimiento anual del 9 % y una implantación actual del 26 %.


Otro aspecto abordado ha sido un estudio del MAPA realizado en el ámbito de la planificación de la futura PAC, con el que Orellana ha hecho hincapié en la "transformación del modelo de apoyos que significa el nuevo escenario, y las posibilidades e instrumentos disponibles", sobre todo en sectores con externalidades medioambientales como el de los frutos secos.


Por último, la directora ha manifestado "el compromiso del Ministerio" para llevar a cabo un "exhaustivo seguimiento de la próxima campaña" y seguir evaluando las oportunidades y aspectos de mejora del sector, como la conveniencia de un etiquetado de origen obligatorio que permita diferenciar y valorizar la producción española en el mercado nacional e internacional. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD