Laboral

Registros en Alemania por contratación ilegal en la industria cárnica

jueves, 24 de septiembre de 2020

Mascarillas industria cárnica contra coronavirus (Foto Fecic)



La policía alemana registró desde primeras horas de ayer cuarenta locales y viviendas en cinco estados federados en relación con la contratación en la industria cárnica de personal extranjero introducido en el país de manera ilegal por dos empresas de trabajo temporal.


El operativo va dirigido contra diez sospechosos de entre 41 y 56 años -ocho hombres y dos mujeres- acusados de introducir trabajadores extranjeros procedentes del este de Europa, facilitarles documentos falsos y gestionar su contratación en la industria cárnica.


En la operación, realizada principalmente en los estados federados de Sajonia-Anhalt y Baja Sajonia, y también en Berlín, Sajonia y Renania del Norte-Westfalia, y en el que participan unos 800 agentes, la Policía se ha incautado de bienes por valor de 1,5 millones de euros.


Según la investigación, se trata de dos empresas independientes entre sí, pero que funcionan siguiendo el mismo esquema, y que tras introducir a los trabajadores en el país, les apoyaban en las gestiones con las autoridades, organizaban su alojamiento y transporte y les descontaban estos servicios del salario.


Según el diario "Bild", estos trabajadores fueron contratados entre otras empresas por el matadero Tönnies en su planta en el estado federado de Sajonia-Anhalt, aunque la propia cárnica desmintió haber sido objeto de los registros.


La sede principal de este matadero en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia se convirtió en junio en uno de los principales focos de coronavirus en Alemania, con más de 1.400 casos positivos de COVID-19 entre sus 7.000 trabajadores, y conllevó restricciones en la vida pública en dos circunscripciones.


Los casos de contagio en los mataderos volvieron a sacar a la luz y dieron lugar a un debate sobre las condiciones en las que trabajan y son alojados los temporeros extranjeros, procedentes principalmente de Rumanía y Hungría, en la industria cárnica.


Alemania está debatiendo una ley que contempla la prohibición de contratar trabajadores temporales y ajenos a la empresa para el sacrificio, despiece y procesamiento de animales en la industria cárnica. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD