Aceite

Comienza la nueva campaña de aceite de oliva marcada por los bajos precios y la covid-19

viernes, 2 de octubre de 2020

Verdeo Aceituna (Foto Junta de Andalucía)



La campaña de aceite de oliva 2020/2021 ha comenzado oficialmente con previsiones de cosecha media, marcada por los bajos precios del aceite en origen, que no terminan de remontar desde hace dos años, la falta de lluvia y la incertidumbre por las consecuencias sanitarias del coronavirus en la recogida de la aceituna.


A falta de los datos del aforo que realiza la Junta de Andalucía y que será presentado en unos días, las organizaciones agrarias coinciden, según han explicado a Efeagro, en la incertidumbre por las consecuencias sanitarias del coronavirus, que se pondrá especialmente de manifiesto cuando comience la recogida de la aceituna en las próximas semanas.


El Departamento de Estudios Oleícolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA estimaba en su aforo que la producción mundial de aceite de oliva alcanzará las 3.086.500 toneladas en esta campaña 2020/2021, lo que supone un 5 % menos que la campaña anterior, mientras que en España registrará un aumento del 21 % con respecto a la anterior campaña, llegando a una producción de 1.510.000 toneladas, el 49 % de la producción mundial.


El precio del aceite de oliva, tras más de dos años con precios por debajo de la rentabilidad, continua de media sin superar los dos euros, y según datos de hoy del Pool Red, esta última semana el precio de media estaba a 1.94 euros, sólo superando los dos euros el virgen extra (2,11 euros), mientras que el aceite de oliva se sitúa a 1,89 euros y el lampante a 1,86 euros.


El secretario general de UPA-Jaén y responsable nacional de la Sectorial de Aceite de UPA, Cristóbal Cano, asegura que ven el inicio de campaña "con incertidumbre porque nos encontramos con un escenario de pandemia que nunca habíamos visto y desconocemos cómo se desarrollando".


Por eso considera importante realizar test a los temporeros, refuerzo de la atención primaria en los centros de salud con ampliación de horario de tarde, un incremento en el apoyo a los albergues y, "una vez que tenemos la certeza de prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero, que todas esas personas puedan compaginar la prestación con la aceituna en nuestros pueblos".


Para el secretario general de COAG-Jaén y responsable regional de Olivar de COAG Andalucía, Juan Luis Ávila, la falta de precipitaciones de los últimos meses hace temer una pérdida importante de kilos de aceite de cara a la próxima recogida de la cosecha.


Según Ávila, la falta de lluvia puede ocasionar que las buenas previsiones de aceite que se barajaban para España se reduzcan, "en cualquier caso sería una de las campañas con la producción de aceite más baja a nivel mundial".


De la misma opinión es Cristóbal Cano, que cree que "viendo lo que hay en el campo las buenas expectativas que apuntaban en primavera se están apagando porque el otoño es muy escaso en lluvias".


Finalmente desde Asaja Jaén, su gerente y portavoz, Luis Carlos Valero el inicio de la campaña está marcado por la incertidumbre por la covid-19 y la normativa que va a haber que cumplir en la recolección de la aceituna.


Más allá de esto, añade la preocupación por el enlace de aceite que va a haber de campaña y por el volumen final, aunque "habrá que esperar a este mes de octubre que faciliten el aforo de la cosecha" para saber la disponibilidad de aceite de oliva para el mercado.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD