Ayudas y Financiación

El sector agrario pide ayudas por el Brexit dentro del plan de recuperación de la UE

miércoles, 7 de octubre de 2020

Campo cultivo ayudas PAC tractor (Foto MAPA)



Las organizaciones agrarias y las cooperativas han defendido que los fondos del plan de recuperación de la Unión Europea (UE) tras la pandemia incluyan apoyos para paliar los problemas en el campo español a causa del Brexit.


Representantes de Cooperativas Agro-alimentarias, Asaja, COAG y UPA han resaltado, en declaraciones a Efeagro, el pesimismo que suscita la falta de avances en la negociación entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido, sobre su relación futura tras el Brexit.


El sector teme un Brexit abrupto, sin acuerdo, pero en el panorama actual cualquier escenario genera incógnitas para las empresas exportadoras.


El director de relaciones internacionales de Cooperativas Agro-alimentarias, Gabriel Trenzado, ha señalado que “la prueba de fuego” para la exportación española comenzará cuando se establezca una frontera entre el Reino Unido y la UE.


El peor escenario es un Brexit sin acuerdo, que implica aranceles a los envíos españoles al mercado británico, pero en cualquier caso, esas exportaciones dejan de tener la preferencia que había cuando el Reino Unido estaba en la UE.


Los productores temen muchos “cuellos de botella”, disrupciones en el comercio y el impacto en el consumo británico de productos españoles, ha añadido.


Las cooperativas y organizaciones agrarias han solicitado la disponibilidad de fondos, para ayudar al sector a la transición y dentro del fondo de recuperación de la UE, así como medidas para favorecer la promoción.


España exporta al Reino Unido productos agroalimentarios por valor de 4.000 millones de euros.


El director de relaciones internacionales de Asaja, Ignacio López, ha asegurado que las empresas deberán asumir nuevos trámites y trabas en el transporte o tráfico, junto con los aranceles.


El flujo agroalimentario entre España y el Reino Unido “peligra”, mientras que Londres amplía sus relaciones con otros países proveedores como Japón, Marruecos, Australia o Nueva Zelanda, según López.


Las ventas al Reino Unido son especialmente importantes en el caso de las frutas y hortalizas, aunque España también exporta vino, aceite o productos porcinos; era un mercado en progresión y en el que se aprecian los estándares de calidad de la UE, ha apuntado.


Además, la caída de ventas a ese país puede complicar la presión en el mercado interior, con un aumento de la oferta de Francia o Italia, también perjudicados por el Brexit.


El responsable sectorial de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, ha afirmado que en el comercio hortofrutícola los clientes británicos, por el momento, aceptan bien el producto español.


Ha indicado que no se concibe que el Reino Unido imponga barreras comerciales a la fruta, ya que es deficitario y en la práctica encarecería y dificultaría el abastecimiento para sus consumidores, acostumbrados a una oferta a la que, por ejemplo, no estaban habituados en Rusia (en referencia al veto ruso a los alimentos de la UE).


El “miedo” está en lo trámites burocráticos, en atascos o el retraso en el envío de mercancías, según Góngora.


Dentro de los presupuestos comunitarios para 2021-2027 hay una partida de 5.000 euros específica para paliar el Brexit en la agricultura, ha apuntado el responsable de relaciones internacionales de UPA, José Manuel Roche.


Si no hay un buen acuerdo entre Londres y Bruselas, ha subrayado, el Brexit duro se sumará a las dificultades que afronta el sector por los aranceles de EEUU o a la caída del consumo hostelero por la covid-19.


Los agricultores esperan que el Consejo Europeo de la próxima semana y los contratos entre ambas partes “reconduzcan” las relaciones hacia una salida británica más suave, ha añadido Roche. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD