Industria Agroalimentaria

Un VAR para los mataderos que cuenta con el apoyo de la industria cárnica

lunes, 19 de octubre de 2020

Matadero aves (Foto UGT Fica)



El Gobierno prepara un real decreto que obligará a instalar videocámaras en los mataderos para detectar malas prácticas en bienestar animal, una medida que cuenta con el apoyo del sector y que permitirá a los veterinarios comprobar infracciones gracias a este sistema que recuerda al VAR del fútbol.


Hasta el 23 de octubre el texto está en fase de consulta pública y desde el sector cárnico apuntan a que podría estar aprobado antes de que finalice el año.


El documento público incide en que, a pesar de la legislación existente en materia de bienestar animal, se "siguen detectando malas prácticas e incumplimientos" en relación con la protección de los animales en "algunos mataderos".


Por eso, el Ministerio de Consumo ve justificado instalar cámaras de videovigilancia como "herramienta obligatoria" que se añada a los controles ya existentes, con el fin de asegurar el bienestar en el manejo de los animales antes y durante su sacrificio.


Los veterinarios oficiales son también beneficiados por este sistema, ya que les ofrecerá la posibilidad de verificar que el operador cumple con todas las obligaciones emanadas de la legislación, incluso en momentos en los que no hayan estado presentes.


El borrador establece que las cámaras tienen que cubrir, al menos, las instalaciones de sacrificio y todas en las que haya animales vivos, incluidas las zonas donde esperan dentro de los camiones hasta ser descargados.


No obstante, los pequeños mataderos y los móviles podrán disponer únicamente de cámaras en la zona de aturdimiento y sangrado.


En la grabación no sólo será importante la imagen, también el audio: las cámaras tienen que proporcionar sonido, "de manera que permita detectar vocalizaciones animales que indiquen sufrimiento".


Además, estarán operativas "en todo momento" y el matadero tiene que conservar y almacenar las grabaciones durante 30 días desde la fecha en que se captaron, según el borrador.


Esos 30 días es uno de los aspectos en los que la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic) no está de acuerdo porque a su juicio requiere una capacidad "importante" de los servidores y es "excesivo" para el fin que se pretende, ha asegurado a Efe su responsable técnico, Ignasi Pons.


También cree que tienen que quedar "claras" en el texto normativo "la gestión y la privacidad" de esas imágenes grabadas, "es decir, quién tendrá acceso" a las mismas.


Por lo demás, se muestra a favor del borrador y ha remarcado que Fecic "no tiene ningún inconveniente" al respecto, ya que, además, "la gran mayoría" de sus mataderos "ya disponen de cámaras".


"Cuanta más transparencia, mejor. Nosotros somos defensores del bienestar animal y de las buenas prácticas", ha señalado.


Espera que su instalación sea una media "disuasoria" para evitar prácticas contra el bienestar animal que, en su opinión, se concentran principalmente en los mataderos "más pequeños".


Desde la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), han insistido en que las empresas alimentarias, y las cárnicas en particular, son las primeras interesadas en el bienestar de los animales.


"Como prueba" de ello, Anice adoptó en 2019 el acuerdo de instalar cámaras en los mataderos para supervisar el correcto cumplimiento de las condiciones de bienestar animal en los establecimientos de sacrificio, recordaron en un comunicado.

Este acuerdo se tradujo posteriormente en una solicitud formal, en octubre de 2019 y a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), para el desarrollo de la legislación correspondiente.


Anice cree que la norma "mejorará la capacidad de autocontrol" de las empresas y "garantizará el buen hacer" de los trabajadores, así como el control del cumplimiento por parte de los Servicios Veterinarios Oficiales.


Xavi Planas es gerente del matadero Patel S.A.U. (Vall Companys), un centro que lleva ya cinco años con cámaras de videovigilancia en zonas de producción para potenciar el control de calidad, la seguridad alimentaria y certificar ante los clientes que lo exigen que los animales son tratados conforme a las normativas vigentes en bienestar animal antes del sacrificio.


Planas ha estudiado el borrador del real decreto y, si el texto se aprueba así, el matadero tendrá que instalar nuevos dispositivos para cubrir zonas no videovigiladas hasta el momento, así como cambiar las actuales por otras que graben también el sonido.


Respecto al requisito de guardar 30 días las imágenes, ha admitido que se requieren servidores con capacidad grande de almacenamiento pero, en principio, no les supondría problema.


Cuando se apruebe esta norma, España será uno de los primeros países de la Unión Europea en legislar en este aspecto, aunque ya hay medidas similares en Francia, Alemania y Escocia. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD