Sureste

La Guardia Civil inmoviliza en Fuente Álamo cerca de seis toneladas de pienso animal por carecer de registro sanitario

martes, 27 de octubre de 2020

20201021 OP AMINESENT SPN 01



La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Oficina Comarcal Agraria de Fuente Álamo (OCA),

ha desarrollado la operación ‘Aminesent’, dirigida a la vigilancia e inspección sanitaria de la elaboración y comercialización de alimentos para animales domésticos, que ha culminado con la inmovilización de cerca de seis toneladas de estos productos en una nave sita en el municipio de Fuente Álamo, cuyo etiquetado se correspondía con el

registro sanitario de otro fabricante.


El titular de la empresa ha sido propuesto para sanción por presuntas infracciones a la Ley 8/2003, de 24 de abril, de Sanidad Animal y al Reglamento 767/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio, sobre comercialización y utilización de piensos, por la elaboración de piensos compuesto de consumo animal careciendo de registro sanitario y por el etiquetado de piensos utilizando el registro sanitario de otro fabricante.


La actuación se inició gracias a la colaboración ciudadana cuando la Guardia Civil fue alertada de la existencia de una nave industrial destinada a la elaboración y distribución de piensos de uso animal, que, supuestamente, no cumplía con la normativa exigida.


Guardias civiles del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) llevaron a cabo una inspección del establecimiento donde hallaron 2.828 kilos de pienso, elaborado, envasado y etiquetado, listo para su distribución, así como otras tres toneladas de materia prima para la elaboración de este alimento.


El registro sanitario de la actividad que aparecía en el etiquetado pertenecía a otro fabricante y lugar.


A la vista de estos indicios, la Benemérita solicitó la colaboración de veterinarios de la OCA de Fuente Álamo, gracias a lo cual, se pudo verificar que el registro sanitario de la actividad que constaba no se correspondía con los datos que aparecían en el etiquetado.


La totalidad de los piensos y materias primas (seis toneladas) fueron inmovilizados, según informaron fuentes de la Guardia Civil.


Según se desprende de la investigación, estos productos se comercializaban tanto a nivel nacional como internacional con gran aceptación entre los clientes, propietarios de animales de compañía, con el consiguiente riesgo sanitario que supone para los animales el consumo de productos cuya trazabilidad (fabricación, comercialización y distribución) no es la correcta.


La Guardia Civil ha cursado las propuestas de sanción a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD