Flor y planta ornamental

Los floricultores, con el "corazón en un puño" ante las restricciones por la Covid-19 en la víspera de Todos los Santos

jueves, 29 de octubre de 2020

Flor cortada (Foto UPA)



El secretario general la organización agraria UPA y productor de flor cortada y planta ornamental, Lorenzo Ramos, ha manifestado su inquietud sobre los efectos de las restricciones de movimientos impuestas desde el próximo viernes, víspera de la festividad de Todos los Santos. "Ahora estamos con el corazón en un puño", describió.


"Estamos a escasos días de Todos los Santos y no sabemos lo que va a pasar", ha lamentado Ramos durante la jornada 'Flor cortada y planta ornamental. Efectos del covid y panorama actual', organizada por la Asociación de Periodistas Agroalimentarios y la federación Fepex en la plataforma Fruit Attraction LIVEConnect, que contó con representantes del Gobierno y la producción, exportación y distribución.


Respecto a la festividad de Todos los Santos este fin de semana, han expresado sus dudas sobre cómo se desarrollará por las restricciones de acceso a los cementerios y de las reuniones, que prevén que tengan un impacto negativo en las ventas.


El sector de la flor cortada y la planta ornamental ha lamentado la incertidumbre que viven sus negocios con las restricciones por la pandemia y han manifestado sus dudas sobre la venta 'online', ya que, aunque puede ser salida para su producto ante nuevos cierres, hay dificultades de infraestructura.


Ramos ha incidido en que es "muy complicado" hacer envíos a domicilio a pequeña escala, por el tamaño de sus vehículos (que son para grandes pedidos) y la rentabilidad. "En pequeño volumen es muy complicado, y en eso la verdad es que tuvimos muchas dificultades, pero sabemos que tenemos que seguir por ahí", ha señalado.


En el caso de la cooperativa Corma, su director general, Mario Herreros, ha explicado que son sus clientes los que hacen venta online y quienes les transmiten que "no es fácil".


"Normalmente la planta ya es un producto barato y puede ser más caro el transporte que la planta", ha planteado, tras reconocer que todavía no se ha encontrado el equilibrio para sufragar los costes de transporte para que "sea una línea de venta rentable y a largo plazo".


Por su parte, la representante de la Asociación Española de Centros de Jardinería, Yciar Beltrán, ha defendido, que, ante estas dificultades de infraestructura, su mejor apuesta es el "click and collect" (compra por Internet y posterior recogida) porque "si la gente se mueve de sus casas y recoge el producto el mismo día ayudaría con la frescura".


Los que han hecho venta online, según Beltrán, "ninguno ha ganado dinero porque es muy difícil ajustar los precios" y los que apostaron por esta línea de venta tuvieron "muchísimas incidencias" en cuanto a calidad y tiempos de envío, que los clientes vivieron "con mucha paciencia".


En el foro los representantes del sector han lamentado que el Gobierno no lo reconociera como esencial, ya que, aunque las flores y plantas no son de primera necesidad, sí que son perecederas, por lo que muchos se vieron obligados a tirar el productom sin posibilidad de redirigirlo a los clientes por otros canales.


En ese sentido, la subdirectora general de Regulación del Comercio Interior del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Marta Cabrera García-Conde, ha subrayado que las repercusiones que tuvo la pandemia sobre este sector han sido "dramáticas" y que esperan que con una reactivación de las compras en comercios de cercanía puedan ayudar a este sector.


Y la subdirectora adjunta de Frutas y hortalizas y Viticultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Leonor de Castro Dolado, ha aludido a las ayudas del Gobierno por 10,4 millones de euros a implementar en las próximas semanas.


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD