Comercio Exterior e Interior

Castilla-La Mancha aprueba la regulación para venta directa de productos de explotaciones agrarias

martes, 10 de noviembre de 2020

Dietamedtotal.dietamediterranea



El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado este lunes el decreto que regula la venta directa de productos ligados a las explotaciones agrarias y ganaderas de la región.


En rueda de prensa tras la celebración del Consejo de Gobierno, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado que se trata de un compromiso adquirido por el presidente regional, Emiliano García-Page, en el Debate sobre el Estado de la Región.


El objetivo es facilitar a los productores que puedan tener un complemento de renta, que diversifiquen las fuentes de ingresos y que se puedan adquirir productos en explotaciones y facilitar la venta en los pueblos con o sin intermediario.


Martínez Arroyo ha explicado que el decreto contempla dos modalidades: la propia venta en domicilios o explotaciones que permite "llevar directamente el producto del campo a la mesa" sin pasar por intermediario alguno, y una segunda modalidad que sí permite un intermediario para que la venta pueda llegar a ciudades como Madrid a través de la restauración y a pequeñas tiendas, además de potenciar la venta por internet.


Asimismo, ha resaltado que los productores podrán utilizar un sello específico de la venta directa en Castilla-La Mancha, que se va a llamar 'Campo y alma. Directo a tu mesa'.


Además, ha adelantado que los agricultores y ganaderos de venta directa serán prioritarios en algunas líneas de ayudas y para la participación en ferias agroalimentarias organizadas por la Junta de Comunidades o en las que haya un estand regional y se instaurará el galardón a la 'Mejor empresa de venta directa' en los 'Premios Gran Selección'.


El titular regional de Agricultura ha precisado que el Ejecutivo autonómico, con este decreto, autoriza el sistema de venta pero que el producto tiene que cumplir todos los requisitos generales y estar en el registro de explotaciones agrarias y en el registro para empresas agroalimentarias en el caso de productos transformados.


Para nuevos productores, ha añadido, bastará con una solicitud de venta directa a la Consejería de Agricultura para que ésta pueda tener un registro de los mismos.


En concreto, Martínez Arroyo ha subrayado que "se podrá vender de todo" y que en todas las categorías existe una limitación en volumen o cantidad en función del producto del que se trate.


Podrán acogerse a la venta directa productos no transformados como aceituna de mesa, azafrán, caracoles, cereales, frutos rojos, frutos de pepita, frutos de hueso, hortalizas, huevos, miel y derivados, frutos secos, legumbres, patatas, setas, trufa y hierbas aromáticas.


En cuanto a los productos transformados, se podrán vender de manera directa aceite, carne y productos cárnicos, derivados lácteos incluido el queso, compotas, confituras, mermeladas, membrillos y productos con alcohol como el vino, el vinagre, la cerveza y los licores.


Según Martínez Arroyo, el decreto que ha aprobado este lunes el Consejo de Gobierno es "muy ambicioso" e incluso "el más ambicioso del país" debido al esfuerzo realizado para "eliminar toda la burocracia innecesaria, autorizar esta venta de manera real e incluir todos los productos".


De igual forma, lo ha definido como "un paso muy importante" para complementar la renta de agricultores y ganaderos de la región, protagonistas de un negocio que tiene "vocación exportadora".


En este punto, Martínez Arroyo ha hecho referencia a los datos sobre el valor añadido bruto del sector agrario de Castilla-La Mancha, de los que ha informado al Consejo de Gobierno y en concreto de los 3.412 millones que ha supuesto en 2019, lo que se traduce en el 8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional y un incremento del 17,2 por ciento y 500 millones con respecto a 2015.


También la industria agroalimentaria ha alcanzado una facturación de 9.084 millones de euros en 2019, lo que supone un incremento del 20 por ciento desde 2015, y el conjunto del primer y el segundo eslabón de la cadena agroalimentaria representa el 16 % del PIB regional.


De hecho, entre los meses de enero y agosto el sector ha facturado 1.694 millones de euros, con un aumento del 1,8 % en relación a los mismos meses del año anterior, y solo en el mes de agosto se ha producido el 39,2 % del total de las exportaciones, de manera que cuatro de cada 10 euros facturados en exportaciones proceden de este sector que "bate récords cada mes", ha remarcado Martínez Arroyo. 


Martu00ednez Arroyo RdP CdG 2 (Foto Gobierno Castilla La Mancha)



PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD