Regadíos y Abastecimientos

Castilla-La Mancha recurrirá los trasvases de abril y mayo de 38 hm3 cada uno

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Trasvase Tajo Segura (Foto Asociación Municipios Ribereños Entrepeñas y Buendía)



El Gobierno de Castilla-La Mancha recurrirá los trasvases de 38 hectómetros cúbicos autorizados en los meses de abril y mayo de este año por la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura.


Así lo ha anunciado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, en su comparecencia semanal para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno en la que ha informado que uno de estos acuerdos ha sido autorizar a los Servicios Jurídicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para que impugnen estos dos trasvases.


Desde la anterior legislatura y hasta la fecha se han recurrido por la vía contenciosa un total de 37 acuerdos u órdenes en los que se autoriza algún trasvase desde Entrepeñas y Buendía a la cuenca del Segura a los que hay que sumar los dos aprobados ayer, lo que hace un total de 39.


“Resulta imposible justificar desde el punto de vista legal, desde el punto de vista de la sostenibilidad y desde el punto de vista económico que se siga drenando el Tajo sin tener en cuenta las necesidades de la cuenca cedente, tal como establece la Ley de Aguas, y sin tener en cuenta los cauces ecológicos mínimos con los que debe contar el río como establece la sentencia de marzo de 2019 del Tribunal Supremo. Estos dos trasvases no contaron ni con una cosa ni con la otra, por lo que son claramente ilegales a los ojos del Gobierno de Castilla-La Mancha”, ha dicho la consejera, razones por las cuales, el Ejecutivo interpondrá estos dos recursos.


En estos momentos, según datos facilitados por el Gobierno castellanomanchego, "las comunidades autónomas de Andalucía, Valencia y Murcia cuentan con una reserva de agua en sus embalses de casi 5.000 hectómetros cúbicos mientras que Castilla-La Mancha no llegan a los 2.000 hm3".


Pese a ello, “seguimos siendo nosotros desde Castilla-La Mancha quienes cedemos el agua de manera permanente”, ha dicho Blanca Fernández, que ha instado al Gobierno de España y al Levante “a que busquen alternativas que hoy son viables y que pasan por la desalación del agua del mar”.


Además, ha subrayado que el Ejecutivo de Emiliano García-Page sigue reivindicando la reserva estratégica de 800 hm³ en la cabecera del Tajo y “además pensamos que tenemos muchas opciones de ganar estos recursos”.


La consejera ha reiterado que Castilla-La Mancha es una región solidaria -como lo demuestra el hecho de que los trasvases de noviembre del 2018 y noviembre y diciembre de 2019 destinados al consumo humano no fueron recurridos- que nunca reclamará ningún trasvase que sea para abastecimiento humano debidamente justificado. “Agua para beber para todos, sin ningún tipo de complejo. Eso sí, agua para regar, hay que buscar otras alternativas que no pasen por seguir drenando el Tajo hasta su extenuación”, ha apostillado.


Por último, la portavoz ha definido el trasvase es una “hipoteca insoportable” sobre el Tajo que está permitiendo tratar a Castilla-La Mancha como si fuese la España húmeda, “cuando gran parte de nuestra región es ‘La Mancha’, que etimológicamente significa La Seca. Somos una tierra seca, con pocos recursos hídricos y con necesidades exactamente como todas las demás Comunidades Autónomas de nuestro país”, ha concluido.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD