Frutas y Hortalizas

Casi 400 inspecciones contra el reetiquetado de productos hortofrutícolas importados en Almería

lunes, 23 de noviembre de 2020

Hortalizas


La Junta de Andalucía roza las 400 inspecciones específicas en Almería contra el reetiquetado de productos hortofrutícolas importados de países no comunitarios como si se tratara de alimentos de origen español. El reetiquetado es una de las prácticas por las que los agricultores almerienses y granadinos protestaron la pasada semana, destruyendo cientos de kilos de productos hortofrutícolas, como consecuencia de la "ruinosa" caída de precios en origen que están sufriendo de forma continuada.


En concreto, los productores reclamaron a las Administraciones competentes la "persecución de prácticas ilegales como el reetiquetado fraudulento" de productos provenientes de terceros países. Incluso, desde la junta directiva de Coexphal-APROA se solicitaron  los nombres de las empresas expedientadas por estas prácticas para expulsarlas de la asociación.


Además, los agricultores afectados pidieron la protección de los productos hortofrutícolas europeos, frente a la entrada "sin control del producto de terceros países en clara desventaja competitiva", al tiempo que criticaron que la actual ley de la cadena, "lejos de mejorar la situación, no responde en absoluto al objetivo primordial que debería tener, proteger al eslabón más débil de la cadena: el agricultor y su empresa productora-comercializadora".


En este sentido, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha subrayado las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Andalucía para "para proteger a los agricultores ante la competencia desleal de terceros países y proteger la excelencia de los productos andaluces".


Según traslada el Gobierno andaluz, estas casi 400 inspecciones contra el reetiquetado se han llevado a cabo incluso durante los meses del estado de alarma por el coronavirus y pese a reducirse la entrada de productos a causa de las restricciones provocadas por la pandemia.


Estos controles se desarrollan en empresas de todo el sector hortofrutícola de Almería y, en particular, en aquellas que importan hortalizas procedentes de Marruecos.


Fruto de estas inspecciones, se han sancionado o iniciado procedimiento sancionador contra once empresas de la provincia de Almería por haber realizado un cambio ilegal de etiqueta o por otros incumplimientos en la documentación o en las facturas de productos de origen marroquí.


La consejera de Agricultura ha señalado que su departamento ya está trabajando en la creación de una Oficina para combatir el fraude del reetiquetado en toda Andalucía, así como para incrementar el control de fitosanitarios en productos procedentes de terceros países.


El objetivo, ha indicado Crespo, es intensificar las inspecciones contra el reetiquetado en el conjunto de la comunidad y, sobre todo, "proteger la calidad de los productos andaluces y el esfuerzo de miles de agricultores para llevar a Europa alimentos saludables y sostenibles".


A este respecto, la consejera ha insistido en reclamar al Gobierno de España que intensifique los controles en los puestos de inspección fronterizos (PIF) "para garantizar que se respeten los contingentes acordados entre la Unión Europea y terceros países y no entren por los puertos de Andalucía más productos de los establecidos".


A su juicio, ahora más que nunca a causa de la Covid-19 hay que revisar los acuerdos entre la UE y terceros países "para que no sean lesivos a los intereses de los productores andaluces", al tiempo que ha reiterado la necesidad de exigir que las importaciones de productos agroalimentarios "cumplan con los mismos requisitos y obligaciones que se les exigen a los agricultores europeos". 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD