Legislación

La Comisión Europea finalizará en abril el informe que podría cambiar la normativa sobre edición genética

viernes, 27 de noviembre de 2020

Foto 1. Foto detalle de un Fotobiorreactor tubular LR




La Dirección General de Salud Pública de la Comisión Europea (CE) tendrá listo en abril de 2021 el informe de seguimiento de la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia de julio de 2018 sobre transgénicos y que podría dar pie a cambios normativos sobre edición genética, ahora regulada junto a los OGM.


Así lo ha avanzado el consejero principal de la Dirección General de Agricultura y Medio Rural de la CE, Diego Canga, durante su participación en una mesa redonda sobre innovación agrícola del Foro Innovación Verde 2020, organizado por la Asociación Española de Bioempresas (Asebío).


Canga ha explicado que la Dirección General de Salud Pública ha hecho un seguimiento tras la sentencia "para ver si hay que modificar la legislación" en torno a la mutagénesis y ha dejado claro que no se puede llegar a la simplificación de que la Unión Europea (UE) está en contra del progreso científico, la biotecnología y las nuevas tecnologías.


Otro de los participantes en el foro, el investigador de la Comisión Nacional de Bioseguridad (CNB-CSIC) Lluis Montoliu, ha afirmado que estará "muy atento" a lo que publique la CE "porque la sentencia del Tribunal de Justicia supuso la pérdida de una oportunidad histórica" para la aplicación de la edición genética.


Ha aclarado que esta nueva tecnología no tiene nada que ver con la de la de organismos modificados genéticamente (OGM), ya que lo que permite en el caso de la agricultura es reproducir variantes de plantas que ya existen en la naturaleza a través de la re-escritura de su código genético.


"Es hacer con más precisión lo que los agricultores han hecho generación tras generación con los cultivos a través de cruces e híbridos para obtener plantas con más capacidades" como -por ejemplo-conseguir un cereal de talla más pequeña para que resista mejor al viento y con granos más grandes.


La edición genómica "es una herramienta más que la UE no pude desdeñar", ha sentenciado Montoliu antes de afirmar que Bruselas ha de "cambiar diametralmente" su política sobre edición genómica porque si no, se terminará comprando las semillas editadas y que mejor se adapten a la sequía a una planta en Asia o América.


El director del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas de UPM-INIA, Antonio Molina, también ha resaltado la importancia del contenido del informe de seguimiento que prepara la Dirección General de Salud Pública "ya que es muy importante lo que hay en juego" como "no tener dependencia alimentaria del exterior" por la prohibición de la aplicación de esta tecnología en la agricultura.


La vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, ha criticado que muchos europarlamentarios no tengan en cuenta como es debido los criterios científicos o que cuestionen informes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ante las presiones de algunos lobbies o grupos de presión a la hora de tomar una decisión política.


"Ante las presiones, yo tengo una coraza como una guardia pretoriana, pero otros se dejan llevar por el lobbismo excesivo de muchas organizaciones", ha añadido.


Aguilera ha calificado el Pacto Verde y las estrategias europeas de Biodiversidad y "De la granja a la mesa" de la UE como "documentos políticos" en los que se habla de reducción en el uso de pesticidas o fertilizantes "sin ninguna base científica", una circunstancia que espera que se corrija en su próximo desarrollo legislativo.


A su juicio, la agricultura ecológica y la convencional son compatibles y esta última, con el Pacto Verde y sin contar con las últimas técnicas de innovación científica, "irá por mal camino".

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD