Incendios

Ampliado el convenio para que las trituradoras de podas agrícolas lleguen a más fincas de la huerta y se eviten las quemas

viernes, 4 de diciembre de 2020

Trituradora portátil resto poda huerta (Foto Ayto de Murcia)



El Ayuntamiento de Murcia, por medio de la Concejalía de Desarrollo Sostenible y Huerta, y la organización agraria Asaja han ampliado el convenio que tenían suscrito para que las máquinas que trituran las podas agrícolas lleguen a más fincas de la huerta y se eviten las quemas.


La iniciativa la han presentado el edil Antomio Navarro y el secretario general de Asaja, Alfonso Gálvez. La ampliación del convenio, aprobado en la última reunión de la Junta de Gobierno Local, cuenta con una dotación económica de 50.000 euros y permanecerá en vigor hasta el 30 de junio de 2021.


Uno de los objetivos principales del convenio es reducir la lista de espera para el uso de las máquinas trituradoras portátiles, que están al servicio de los pequeños agricultores murcianos. En el próximo año las trituradoras realizarán casi 400 servicios y tratarán toneladas de restos de poda, que serán reutilizados, evitando así la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.


Navarro ha explicado que "esta medida se encuadra dentro del proyecto ambiental que sigue el Ayuntamiento en los últimos años y que busca reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera y preservar nuestro entorno de la huerta".


En septiembre de 2019 el Consistorio murciano puso a disposición de los agricultores murcianos la primera máquina trituradora. Posteriormente adquirió la segunda, que presenta unas dimensiones reducidas, por lo que puede acceder fácilmente a parcelas agrarias de pequeño tamaño, lugares inaccesibles para la primera trituradora, que tiene un tamaño mayor.


En virtud del acuerdo, el Ayuntamiento y Asaja articularán una estrategia para atender de forma ordenada a toda la demanda existente de usuarios de las máquinas trituradoras, así como para dar a conocer este servicio entre todos los agricultores de la huerta murciana.


Se va a establecer un protocolo de coordinación de los trabajos de toma de datos para organizar las listas de espera, la atención telefónica y la organización de rutas de trabajo, según indicaron fuentes municipales.


Las actuaciones previstas contarán con la coordinación tanto de la Policía Local como de las Juntas Municipales, que desarrollarán una labor muy importante de mantenimiento y actualización de la base de datos de los agricultores existentes en las diferentes zonas.


Asimismo, la campaña que se pondrá en marcha incluirá la difusión y divulgación de información a través de boletines, dípticos, la página web de Asaja y los perfiles que tiene esta asociación en las redes sociales. Por estas vías se darán a conocer las actividades que se van a llevar a cabo y se fomentarán las técnicas y uso de cultivo ecológico, del sistema de Banco de Tierras municipal y de las técnicas de triturado de los restos agrícolas procedentes de las podas para su posterior reutilización.


JORNADA 'ONLINE' DE DIVULGACIÓN


La campaña también promoverá la celebración de una jornada 'online' de divulgación del aprovechamiento que se realiza de los restos de poda tratados por las máquinas adquiridas por el Ayuntamiento y de repaso de la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático del Municipio de Murcia.


Este convenio buscará mejorar la calidad del aire en aquellos entornos urbanos próximos a espacios donde son comunes las quemas agrícolas, contribuir a la adaptación y mitigación del cambio climático mediante la reducción de las emisiones de CO2, mejorar la resiliencia del suelo y su biodiversidad, mediante nuevas prácticas agrícolas; proveer a los agricultores de un sistema de gestión alternativa a las quemas y fomentar prácticas de economía circular en el municipio.


Convenios como el presentado hoy forman parte de la Estrategia Aire Limpio, que recoge numerosas medidas para reducir la contaminación y frenar el cambio climático, como la peatonalización de los entornos urbanos, la apuesta por los medios limpios en los servicios de transporte público y de limpieza viaria, el fomento de las áreas verdes y la apuesta por el reciclaje y los sistemas de economía circular que facilitan la reutilización de residuos.


No en vano los beneficios medioambientales de realizar la trituración de poda, en lugar de quemar rastrojos, son la disminución la contaminación atmosférica, reduciendo el aporte de CO2 a la atmósfera, y del efecto invernadero. También la mejora de la fertilidad del suelo; el aumento de la capacidad de retención de agua en el suelo, de la materia orgánica del suelo, y de la conservación del paisaje; y la disminución de la erosión y la desertización.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD