Frutas y Hortalizas

Cae un 12% la producción de alcachofa de la Vega Baja del Segura al reducirse un 15% las hectáreas cultivadas

miércoles, 9 de diciembre de 2020

12.07 Primer tall carxofa 04



La Asociación Alcachofa Vega Baja del Segura ha retomado el acto del 'primer corte' de alcachofa, que el impacto de la DANA obligó a suspender el pasado año. Se prevé recolectar esta temporada 2020-2021 unas 22.000 toneladas (-12%) de las 1.800 hectáreas cultivadas, "un 15 % menos de plantación que otros años".


Así lo ha anunciado el presidente de la asociación, Diego Martínez, quien atribuyó este descenso en que "aún se arrastran las consecuencias de la DANA del pasado año y la covid-19 de 2020". El acto de inicio oficial de la campaña de la alcachofa tuvo lugar en el Museo de la Huerta de Rojales (Alicante).


La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, dio el pasado lunes la bienvenida a la campaña de alcachofa con el 'primer corte' de este producto en Rojales.

"La alcachofa de la comarca es un símbolo de la agricultura y de la gastronomía de la Comunidad en todo el mundo", señaló la consellera, en referencia a las cifras de exportación de este producto: aproximadamente la mitad de las alcachofas españolas en fresco en el mercado internacional proceden de la Vega Baja del Segura.

La Vega Baja, con una media de 25.000 toneladas, es la principal productora de la Comunitat Valenciana y la segunda a nivel estatal. Mollà ha destacado la calidad de esta hortaliza, un alimento completo que pone de manifiesto los efectos saludables de este "súper alimento que es fuente de vitaminas A y C, un depurativo natural y una barrera al colesterol".

"El cultivo de la alcachofa es una muestra del papel de la agricultura como fuente de salud, de empleo, de buena alimentación y de motor económico", ha señalado la titular de Agricultura, en relación a la industria conservera, que absorbe en torno al 60% de la cosecha, y al liderazgo en las exportaciones.

La consellera ha celebrado poder asistir este año a este inicio de temporada, un encuentro que los efectos devastadores de la DANA del año pasado obligó a cancelar y que supuso unas pérdidas por encima del 50% de la producción según las estimaciones de la Asociación Alcachofa Vega Baja del Segura, organizadora del acto y entidad que agrupa a buena parte de las empresas, personas agricultoras, manipuladoras y elaboradoras de esta 'joya de la huerta' en la comarca.

Si en septiembre de 2019 la DANA anegó los campos, las temperaturas del mes de noviembre de este año, el más cálido desde que se tienen registros, demuestra el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos a causa del cambio climático en el territorio.

Al respecto, Mireia Mollà ha remarcado el apoyo a los agricultores y agricultoras en materia hídrica, un recurso necesario para mantener la "despensa de Europa" y garantizar la producción de proximidad vinculadas a la estrategia de la Unión Europea 'De la granja a la mesa'.

En este sentido, la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica contempla una partida de 14,2 millones de euros en los presupuestos autonómicos de 2021 para las infraestructuras afectadas por la DANA, principalmente de regadío, así como 1,57 millones en actuaciones del Vega Renhace de evacuación de pluviales y prevención de inundaciones.


El alcalde de Rojales aseguró durante el acto que la "mejor manera de que el espacio agroecológico, paisajístico, económico, histórico e etnológico que constituye la huerta tradicional se conserve y proteja" es que sea "rentable para sus usuarios y agricultores".

El cocinero torrevejense José Luis Cases fue el padrino del corte de este año, representante de la apasionada relación entre el producto y la restauración y del apoyo mutuo entre ambos sectores que desde 2012 celebran conjuntamente el Congreso Nacional de la Alcachofa de la Vega Baja.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD