Frutas y Hortalizas

COAG denuncia ante la UE que importadores de fruta marroquí no pagan en Aduanas

viernes, 18 de diciembre de 2020

Operaciu00f3n OLAF Belgica 1 (Foto OLAF Archivo)


La organización agraria COAG ha presentado una denuncia ante la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) tras detectar "indicios" de que los importadores de fruta y verdura marroquí no pagan las tasas correspondientes en Aduanas.


La entidad española ha solicitado formalmente a la OLAF que investigue la existencia de una "presunta red fraudulenta para sortear el pago de los derechos aduaneros en las importaciones agrícolas procedentes de Marruecos" aprovechándose de la falta de celo de las autoridades.


"Existe un ejercicio de oscurantismo y dejación de funciones. Los indicios apuntan a que no se cobra nada y, en la práctica, los puertos españoles y franceses son un coladero de frutas y hortalizas de países terceros sin control", ha lamentado el responsable del área de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Gongora.


Los responsables de la organización han criticado en un comunicado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación por no facilitarles la información requerida durante los últimos años sobre el cobro de estas tasas arancelarias en los puertos españoles por parte de la Agencia Tributaria.


En su opinión, la OLAF debe dilucidar si los Gobiernos español y francés "están procediendo de manera irregular en perjuicio de los agricultores y contribuyentes de la UE" por no poner las medidas de control adecuadas.


Concretamente, COAG pone en duda el pago de las tasas arancelarias correspondientes a las importaciones agrícolas cuando éstas superan el contingente libre de aranceles, y recuerda que en casos como el del tomate se trata de un importe que ronda los 400 euros por tonelada "extra".


Los denunciantes han apuntado que ya en 2007 la OLAF confirmó "la existencia de irregularidades" en las importaciones de productos hortofrutícolas procedentes de Marruecos.


Han lamentado, asimismo, que con la entrada en vigor en 2015 del nuevo sistema de precios de entrada en la UE -que cambiaba los métodos a la hora de calcular el precio de las importaciones de frutas y verduras de terceros países- la situación ha empeorado.


"El sistema (...) favorece el incumplimiento de los pagos en Aduana. Se trata de una competencia desleal que ha desestabilizado el mercado y que ha tirado por los suelos los precios, arruinando a nuestros agricultores", ha insistido Góngora.


Según sus datos, entre 2015 y 2019 la importación de productos hortofrutícolas de Marruecos ha crecido más de un 40% tanto en volumen (1,4 millones de toneladas el pasado año) como en valor (1.800 millones de euros). 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD