Frutas y Hortalizas

Las primeras variedades de la nueva temporada de fresa ya se exportan desde Huelva

lunes, 21 de diciembre de 2020

Cultivo de fresas en Huelva bajo invernadero (Foto Junta de Andalucía)



Las primeras fresas de la campaña 2020/2021 ya se han recogido esta semana en la provincia de Huelva, tras brotar las primeras producciones de las variedades San Andrea y Fortuna, frutas tempranas que han nacido “con una calidad extrema”, que ya están en los mercados de destino habituales.


El presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva, Freshuelva, Alberto Garrocho, ha explicado a Efeagro que por el momento se está cogiendo poca cantidad, "pero de mucha calidad”, que se está distribuyendo proporcionalmente a toda la red de clientes.


Ha concretado que la fruta tiene el punto de azúcar y madurez perfectos, y a pesar de ser variedades tempranas, suponen un producto muy representativo de la calidad que se puede obtener en la campaña, a partir de febrero.


Este año, la superficie plantada por los freseros de la provincia de Huelva, principal productora europea, ha descendido un 2 % respecto a la campaña anterior, al pasar de las 6.217 hectáreas de la campaña pasada a un total de 6.105 hectáreas.


La cifra supone algo más del 50 % de la superficie total plantada del conjunto de frutos rojos de la provincia de Huelva, que asciende a 11.630 hectáreas -incluye arándanos, frambuesas y moras-, un 1,8 % menos que en la campaña 2019/2020.


El arándano es el único fruto rojo que presenta un incremento de su superficie, concretamente del 7,20 % con un total de 3.310 hectáreas, por las 3.089 plantadas en la campaña pasada. Esta situación se debe, sobre todo, al arbusto que entra en producción comercial después de cumplirse tres años de su plantación.


El dato negativo lo ha presentado la frambuesa, cuya superficie plantada decrece en un 10 %, pasando de las 2.300 hectáreas plantadas en la campaña pasada a las 2.070 que habrá en la presente, que no estará en producción al mismo tiempo, ya que la diversidad varietal permite recolectar frambuesas en otoño y en primavera.


La superficie de las moras, por su parte, se estabiliza en las mismas 145 hectáreas plantadas en la campaña pasada. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD