Comercio Exterior e Interior

Navidades en el camión: la nueva cepa deja varados a miles de transportistas

martes, 22 de diciembre de 2020

Frontera con Francia cerrada camiones (Foto IRU)


El transportista español Javier Laredo, como otros miles de distintas nacionalidades, ya lo tiene asumido: esta Navidad la pasará en el interior de su vehículo, lejos de los suyos en Granada, por el colapso fronterizo que ha causado la nueva cepa del coronavirus en el Reino Unido.


En las autopistas hacia el puerto de Dover, en el sureste de Inglaterra, se ven largas filas de camiones sin poder avanzar hacia los puntos que permiten cruzar el canal, después de que Francia decidiese anoche cerrar durante un periodo de 48 horas su frontera al tránsito desde el Reino Unido para que no se propague la variante del coronavirus.


En conversación telefónica con Efeagro desde Harlow (al norte de Londres), Laredo dijo que se quedará allí hasta que se reabra la frontera con Francia, algo que espera que suceda mañana por la noche.


Laredo, soltero, de 40 años, lamentó que esta situación le impida llegar este jueves -día de Nochebuena- por la tarde a Granada para pasar la Navidad con su familia, aún si los franceses abriesen el paso fronterizo mañana, martes.


Según explicó, había dejado una mercancía de berenjenas y pimientos, procedentes de varios exportadores en Almería, en una explotación agrícola de la localidad de Walton Abbey, en el condado de Essex (sureste inglés), y en Harlow cargó productos no perecederos, como detergentes y suavizantes, cuyo destino es el pueblo de Quer, en Guadalajara.


"Mi intención era descargar en Quer el jueves por la mañana y por la tarde llegar a Granada para pasar la Navidad con mi familia", señaló este trabajador autónomo, que parece resignado a la situación derivada por la crisis de la covid-19.

Su camión, no obstante, está equipado con todo. Lleva cama y televisión, y una vez que aparque su vehículo en algún puesto de servicio cerca de Harlow dormirá en el vehículo.


Aún si abrieran la frontera esta noche, Laredo dijo que no llegaría a tiempo de cruzar el canal debido a las largas colas que ya se han formado en las carreteras en el condado Kent, donde está Dover.


Ello hará que no llegue a dejar su carga en España hasta el lunes 28 de diciembre, dado que el viernes es Navidad y el sábado tampoco hay actividad.


Según la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), hay entre 7.000 y 10.000 conductores españoles bloqueados en torno al puerto de Dover, mientras que la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (Fenadismer) rebaja la cifra a algo más de 1.000, de un total de 15.000 vehículos de distintos países bloqueados.


Según los transportistas en el Reino Unido, muchos camioneros de compañías británicas han podido volver a sus bases en este país, pero no así los que proceden de empresas de otros países de la Unión Europea (UE).


La Asociación británica de Transportistas por Carretera (RHA, en inglés) pidió este lunes al Reino Unido y Francia que encuentren una solución rápida al cierre fronterizo decretado por París.


El director ejecutivo de la RHA, Richard Burnett, instó al Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, a que facilite a los camioneros agua, comida e instalaciones sanitarias, porque muchos han quedado atascados en el condado de Kent. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD