Organizaciones agrarias y de productores

Asaja despide "un año difícil" para el sector agrario español y aguarda un 2021 centrado en la PAC

lunes, 28 de diciembre de 2020

Campo cultivo ayudas PAC tractor (Foto MAPA)


La organización agraria Asaja se despide de un año que "no ha sido bueno" para el sector agrario español, que sigue reivindicando precios justos mientras aguarda un 2021 centrado en la Política Agraria Común (PAC).

"Quedan muchos asuntos pendientes, como una regulación de la cadena alimentaria con precios justos", asegura en declaraciones a Efeagro el presidente de Asaja, Pedro Barato, para quien "el 2020 no ha sido un buen año para el sector agrario en su conjunto".

A principios de año, los agricultores y ganaderos protagonizaron movilizaciones a lo largo y ancho de la geografía nacional, a lo que el Gobierno respondió con la aprobación de una reforma parcial de la ley de la cadena alimentaria, que después ha vuelto a ser modificada para adaptarla a la directiva contra prácticas de competencia desleal.

Barato le pide al 2021 que "la ley de cadena se cumpla y haya unos precios razonables", así como seguros agrarios "adecuados y adaptados al siglo XXI", y una solución "de una vez por todas" en política de aguas.

Política Agraria

A su juicio, el próximo año habrá que estar "muy centrados en la PAC", ya sea en las negociaciones sobre las nuevas normas en Bruselas o en el plan estratégico nacional que el Ejecutivo debe elaborar para su aplicación en España consultando a las comunidades autónomas y al sector agrario.

"La PAC tiene que estar muy orientada y tener un presupuesto más adecuado. Vamos a ver cómo queda después de las reuniones que faltan", afirma Barato.

El representante de Asaja dice estar también a la espera de cómo se concreta la reducción de los costes energéticos, prometida con los nuevos Presupuestos Generales del Estado, e insiste en que "el campo necesita financiación".

Se queja de la subida del salario mínimo interprofesional, que según sus cálculos se ha incrementado cerca de un 30 % en los últimos dos años, en contraste con la caída del 3 % de la renta agraria en 2019, según cálculos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).


Sectores en crisis

La reciente estimación del MAPA de que la renta agraria subió el 4,3 % en 2020 ha sido criticada por Asaja, que cree que "no refleja la situación del campo" durante un año en el que muchos sectores se han visto dañados por la crisis derivada de la pandemia.

Barato cita el ovino, el caprino, el vacuno, el porcino ibérico y el vino, sobre todo por el cierre del canal de la hostelería y la restauración, donde se consumen especialmente ese tipo de productos.

Menciona otros sectores que han vivido situaciones "bastante complicadas", como el aceite de oliva, que comenzó el año vendiéndose a precios muy bajos aunque luego se ha recuperado ligeramente; o algunas frutas y hortalizas como el pepino, cuyos productores han salido a tirar sus productos en varios puntos en protesta por la competencia de otros países.

"Los acuerdos comerciales, tanto el veto ruso como los americanos, nos han dado muchos colores de cabeza", añade, sin olvidar la "gran preocupación" del Brexit y su entrada en vigor provisional el primero de enero de 2021.

Sin un acuerdo sobre la relación comercial futura entre la Unión Europea y el Reino Unido, dice, habrá "muchos problemas en algunos de los sectores más dinámicos, como frutas y hortalizas, aceite y vino".

Actividad esencial

Pese a todos los obstáculos que se han ido cruzando en el camino en 2020, Barato se muestra "muy satisfecho" por el papel que ha cumplido el sector agrario durante la pandemia, "atendiendo a todas las necesidades (de alimentación) que la población ha tenido" y demostrando por qué realiza "una actividad esencial".

Considera, no obstante, que debería haber tenido "una recompensa mayor desde el punto de vista de los precios y del presupuesto" como, por ejemplo, en lo referido al fondo europeo de recuperación de la crisis, donde al sector le corresponden 1.051 de los 140.000 millones de euros presupuestados para España.

"Algo más podía haber hecho el Gobierno para que hubiera más dinero", señala Barato, después de que los agricultores y ganaderos "hayan demostrado lo que tienen que demostrar".

Y puestos a pedir a los Reyes Magos, reitera su principal deseo para 2021: que los agricultores y ganaderos reciban un "precio digno" por sus productos. 


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD