Regadíos y Abastecimientos

Los regantes de Almería lamentan que el agua del temporal Filomena acabe en el mar y no en los embalses

lunes, 11 de enero de 2021

Embalse de negratin (Foto FERAL)



Los regantes almerienses han lamentado que el agua que dejará la borrasca Filomena no pueda embalsarse para regadío, censurando que las administraciones "sigan sin hacer nada" para aprovecharla mediante balsas de tormentas o sistemas que eviten que la lluvia vaya al Mediterráneo.


Fuentes de la Federación de Regantes de Almería (Feral) ha indicado que con esta borrasca pasará "otra vez, como ya ocurrió el año pasado" con la Gloria, cuya agua tampoco pudo ser utilizada por los regantes.


Así lo ha señalado el presidente de la Feral, José Antonio Fernández Maldonado que también ha lamentado que "siga sin hacerse nada por parte de las administraciones".


"Ni balsas para tormentas ni nada que pudiera ayudar a retener ese agua que va a ir al Mediterráneo, cuando la situación de los regantes ha quedado clara durante los últimos meses, con la paralización de los trasvases en el Almanzora o la crítica situación vivida en el Bajo Andarax", ha dicho.


Fernández Maldonado ha recordado que tanto el Gobierno de España como la Junta de Andalucía "conocen detalladamente" las infraestructuras necesarias que necesita la provincia para poder aprovechar ese agua de lluvia.


"Ahora volvemos a ver cómo se está poniendo en riesgo una actividad tan potente y que tanta riqueza genera en la provincia como nuestra agricultura, un aspecto que ha quedado muy claro durante el confinamiento por la pandemia que vivimos en nuestro país y donde la agricultura almeriense ha nutrido a los mercados nacionales e internacionales con productos de primera calidad", ha incidido.


Desde la Feral, afirma Fernández Maldonado, esperan que los embalses "puedan recibir una buena cantidad y que los trasvases que llegan hasta la comarca del Almanzora puedan volver a funcionar a su ritmo habitual".


El presidente de Feal ha señalado que "vemos los datos de los embalses y comprobamos que no ha entrado agua en los embalses de Cuevas y del Negratín" por lo que incide en que "si contáramos con esas balsas de tormentas, muchos agricultores podrían contar con agua recogida de la lluvia" para poder acometer los riegos de sus plantaciones.


La comarca del Almanzora "vive con preocupación" que el trasvase del Negrín sigue cortado y esperan a que el trasvase del Tajo-Segura pueda reabrirse en unas semanas.


Ha apuntado que los embalses de la provincia de Almería son los que "menos agua almacenan de todo el país ya que no llegan al 8,95% de su capacidad", cuando la media embalsada en España roza el 52% y en Andalucía el 36%. En la misma semana del año anterior los embalses de la provincia registraban un 12,95 por ciento.


Por todo ello, desde la Federación de Regantes de Almería se subraya que durante los últimos meses del año 2020 se ha puesto sobre la mesa de las administraciones competentes las necesidades de la provincia para retener agua de lluvia de forma natural, así como otras medidas para que el agua de lluvia se pueda filtrar y que vaya a los acuíferos para que así puedan recargarse en los lugares donde no se pueda recoger agua si no fuera posible hacer esas balsas de contención. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD