Ganadería y Pesca

Gesalor recurre al programa Next Generation para financiar su planta de tratamiento de purines

miércoles, 27 de enero de 2021

Cerdos Granja Porcina (Foto Interporc)



La Cooperativa de Ganaderos de Gestión Medioambiental de Purines de Lorca (Gesalor) pretende financiar su proyecto para contruir una planta de tratramiento de purines a través del programa Next Generation, el fondo de recuperación europeo que inyectará a España 140.000 millones de euros para actuaciones que vayan en la línea de la transformación digital, el reindustrialización y el pacto verde a favor de energías limpias.


Se trata de una planta con capacidad inicial para tratar 2.000.000 de m3 de purines al año, con la que se busca reducir el contenido de nutrientes, metales pesados y microorganismos patógenos presentes en el purín, y reducir las emisiones a la atmósfera.


La planta combinará de separación de la fracción sólida y líquida, por medio de separadores/compactadores y tamices rotativos, con tratamiento EBD (dispositivos con mezcla de minerales), según datos aportados por la Consejería. El resultado final será la obtención de un abono líquido apto para la fertirrigación, aplicable a la agricultura.


El proyecto fue presentado por Gesalor al consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, en un encuentro de trabajo en el que se que abordó el proyecto para el tratamiento y puesta en valor de purines garantizando la protección y el cuidado medioambiental.


Según Luengo, "las deyecciones ganaderas se han considerado siempre un recurso de gran valor para la fertilización de la tierra, por aportar nutrientes a los cultivos, mejorar su textura e incrementar la capacidad del terreno a la retención de agua, por lo que es fundamental valorar correctamente esos purines garantizando la protección ambiental".


Con ese objetivo, añadió el consejero, las organizaciones Adespolorca y Gesalor integran a 90 ganaderos de porcino con cerca de 200 explotaciones y un censo de más de 200.000 animales, para gestionar cerca de 1 millón de metros cúbicos al año para utilizar en 5.500 hectáreas de uso agrícola, "de forma agronómicamente correcta mediante cisternas equipadas con un software avanzado para la medición y distribución monitorizada, que permite un control integral del sistema de gestión".


Además, y en consonancia con la utilización de las mejores técnicas en la aplicación de los purines sobre las parcelas agrícolas para mitigar las emisiones de amoniaco, esta aplicación mediante tubos colgantes o inyección superficial, profunda o enterrados de forma inmediata, "supondrá una importante disminución de las emisiones entre el 30-60 por ciento con respecto a la anteriormente utilizada mediante cañón o abanico, lo que reafirma el compromiso del sector con la protección medioambiental", señaló Luengo.


El consejero recordó que esta iniciativa "coincide con las actuaciones incluidas en nuestra propuesta para la definición de un ecoesquema para la lucha contra la desertificación, contribuye a mantener la actividad agraria como elemento contra el cambio climático".


Igualmente, añadió, "actúa contra la reducción de la erosión mediante aportación de purines procesados por inyección en cultivos con o sin cobertura vegetal, minimiza emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero, o mantiene la biodiversidad".


106909 20210126Purines




PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD