Alimentos de Calidad

Nace un sello para proteger el patrimonio gastronómico en España y el mundo

miércoles, 27 de enero de 2021

Sello Patrimonio Gastronu00f3mico Protegido




España ha creado el sello Patrimonio Gastronómico Protegido nace para identificar, proteger y promover su riqueza en los diversos territorios de éste y otros países y luchar contra el "reinado" de la cocina rápida, "repleta de ingredientes industriales" que amenazan los productos autóctonos y el recetario tradicional.


Esta iniciativa busca tomar las medidas necesarias para preservar "la cultura gastronómica tradicional e identitaria de cada país, comunidad o zona geográfica", explica Patrimonio Gastronómico Español en una nota pues, aunque arranca en España, la intención es extenderse a otros países.


Todo ello enfocado a difundir en la sociedad actual "toda una serie de valores gastronómicos propios, que se han ido trasmitiendo de padres a hijos, y que hoy en día están viéndose relevados por el reinado de una cocina rápida, repleta de ingredientes industriales que la sociedad ha normalizado".


Como consecuencia, Patrimonio Gastronómico Español nace con la intención de apoyar a la agricultura local, la pesca y los oficios artesanales, "vitales para combatir la masiva despoblación rural hacia las grandes ciudades", sin olvidar la protección de los alimentos y recetarios, "claves para que perdure la esencia gastronómica de muchos territorios y regiones de España y del mundo".


Unos objetivos que Patrimonio Gastronómico Español emprende desde un ámbito privado e independiente, para "identificar, proteger y promocionar el patrimonio gastronómico de diversas regiones del mundo".


Labor que tiene la intención de ser concretada en un sello común y global, que permita a los viajeros identificar las distintas culturas gastronómicas locales, así como su diversidad, su legado y su identidad.


Entre los expertos que forman Patrimonio Gastronómico Español hay profesionales de la gastronomía, del sector turístico, de la comunicación o del mundo empresarial, siendo además parte de la entidad el Observatorio de la Alimentación (ODELA), cuyo director, Jesús Contreras, cree en los efectos que los cambios en la manera de comer pueden provocar en la fisionomía de los países y su gente.


"Sin una acción rápida y contundente que mire por proteger la biodiversidad veremos la muerte la agricultura, la ganadería y la manufactura alimentaria tradicional", añade Contreras.


Por eso, la nueva entidad, que está ampliando sus delegaciones en México, Perú, Chile, Portugal, Grecia y Turquía, ya trabaja con distintas instituciones españolas para iniciar un proceso de certificación de patrimonio. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD