Sureste

La Guardia Civil investiga a un vecino de Moratalla por originar un incendio forestal tras una quema de paja del arroz

jueves, 18 de febrero de 2021

20210217 OP TARAY INCENDIO FORESTAL PPN CARAVACA 02



La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado en Moratalla la operación ‘Taray’ que se ha saldado con la investigación de un vecino de la localidad, al que se le ha instruido diligencias como presunto autor de delito de incendio forestal por negligencia.


Las actuaciones se iniciaron a principios de mes, cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Benemérita se activó para esclarecer las causas de un incendio forestal ocurrido en la pedanía moratallera del Salmerón.


El incendio fue catalogado desde el primer momento como forestal y, al parecer, se produjo durante la realización de quemas de restos de paja del arroz, desde donde rápidamente el fuego se trasladó al margen derecho del río Segura y afectó a una extensión de 4.100 metros cuadrados de terreno forestal, así como a vegetación de ribera, pastos, gramíneas, baladres, zarzas, juncos, carrizo, cañas, moreras y tarays.


Los primeros pasos de la operación, enmarcada en el ‘Plan de prevención contra los incendios forestales’, se llevaron a cabo por los guardias civiles del Seprona en el lugar de los hechos con el objetivo de recabar todos los indicios posibles para esclarecerlos.


La exhaustiva inspección técnico-ocular y el estudio de causas de incendio forestal permitieron constatar que tras su origen se encontraba la quema de varias parcelas con restos de paja del arroz que, al no adoptar las medidas apropiadas para la prevención de incendios, el fuego encontró continuidad en combustible vegetal próximo y se extendió rápidamente al terreno forestal.


Por otro lado, también se comprobó que la zona afectada por el incendio forestal se encuentra protegida, ya que está catalogada como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Sierras y Vega Alta del Segura y río Benamor.


Ante las evidencias halladas tras el incendio se pudo determinar como causa probable del mismo la negligencia o imprudencia por uso directo de llama en zona próxima de monte, al no adoptar las medidas de prevención necesarias para evitar la continuidad a zona de monte.


Una vez identificado el responsable de la quema de restos de paja del arroz, la Guardia Civil lo ha investigado como presunto autor de delito de incendio forestal. El investigado y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición

del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz (Murcia).


Los autores de este tipo de hechos pueden incurrir en un delito, tipificado en el vigente Código Penal, castigado con penas de prisión de uno a cinco años y multa de dieciocho a dieciocho meses, informaron fuentes de la Guardia Civil.


Durante el desarrollo de la operación, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha contado con la colaboración del cuerpo de Agentes Medioambientales de la Región de Murcia.


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD