Salud

El uso excesivo de nitrógeno en los trigales podría haber extendido la celiaquía

viernes, 5 de marzo de 2021

Campo de trigo (Foto Junta de Andalucía)



Una excesiva fertilización de los cultivos de trigo con nitrógeno las últimas seis décadas, en las que se han multiplicado por 10 los kilos usados de este fertilizante, podría explicar la alta prevalencia de las alergias al gluten en todo el mundo, según un estudio liderado por el ecólogo del CREAF, Josep Peñuelas.


El estudio, que publica la revista 'Foods', advierte de que los campos de trigo cada vez se fertilizan con más cantidad de nitrógeno y asegura que "esta práctica puede estar directamente vinculada con el incremento de la alta prevalencia de la celiaquía", una afección humana autoinmune.


Peñuelas ha explicado que desde 1960 se ha multiplicado por 10 el uso de nitrógeno para fertilizar campos de trigo porque mejora el rendimiento del suelo y el trigo con exceso de nitrógeno transfiere al grano y sus harinas más cantidad de gliadina, un grupo de proteínas que intervienen en la formación del gluten, cuya dificultad de absorción provoca la celiaquía, una afección que está creciendo en el mundo.


El estudio constata que la ingesta per cápita de productos derivados del trigo en las últimas décadas se ha mantenido más o menos constante, si bien la concentración de gliadinas en el trigo ha crecido.


Como consecuencia, se ha incrementado el consumo medio por persona de gliadinas en aproximadamente 1,5 kilos más cada año, mientras que el terreno fertilizado con nitrógeno es prácticamente el mismo, lo que indica que se ha intensificado el uso de este fertilizante.


Aunque Peñuelas admite que es posible que en el crecimiento de la celiaquía intervengan también otros factores, como posibles nuevos aditivos del pan que puedan provocar alergias o la mejor eficiencia en el diagnóstico de esta enfermedad alérgica, asegura que "la fertilización con nitrógeno se traduce en un posible problema directo de salud global".


El ecólogo reconoce que hay pocos estudios al respecto y que hay que tomar con "prudencia los resultados" de su investigación, porque "nosotros -ha dicho- no hacemos un estudio médico, sino que avisamos de una nueva consecuencia.


La relación que hemos identificado no implica la existencia de una única causa directa: puede haber otros factores, si bien este es importante".


"La fertilización con nitrógeno que estudiamos los ecólogos -añade- tiene efectos muy relevantes sobre los microorganismos y el funcionamiento de la tierra, y añadimos que también tiene un efecto sobre la salud humana".


Los ecólogos denuncian que el impacto y los daños de la excesiva fertilización con nitrógeno ya se han observado, por ejemplo , en la eutrofización y la lluvia ácida.


"Todo hace pensar que tenemos otro factor de riesgo provocado por un mundo más rico en nitrógeno a través del aumento de gliadinas del trigo, un factor de riesgo importante que puede explicar, al menos en parte, el aumento de la prevalencia de la celiaquía", ha resumido Peñuelas, que alerta de que "el cambio global nos está conduciendo a un cambio de la salud global".


Según datos proporcionados en la última Conferencia Internacional de la Iniciativa de Nitrógeno, el consumo global de fertilizantes nitrogenados aumentó un 33 % entre 2000 y 2013.


Los datos de FAOSTAT indican que entre 2014 y 2018 el uso frecuente de nitrógeno para mejorar el rendimiento de los cultivos ha crecido sobre todo en Asia oriental, sur de Asia, América Latina y el Caribe, en menor medida en Europa oriental y Asia central, África subsahariana, norte de América, Asia occidental, norte de África y Oceanía, y ha disminuido un 1,5 % en la Europa occidental.


Aunque ha disminuido el consumo directo de alimentos derivados del trigo en algunos países, como EE.UU, la harina utilizada como aditivo provoca un aumento neto de la ingesta anual per cápita de este cereal, por lo que se ha incrementado el gluten neto ingerido por persona de 4,1 kilos en 1970 a 5,4 kilos en 2000.


Los cultivos de este cereal esencial en la dieta humana ocupan hoy una superficie de 217 millones de hectáreas en todo el mundo.


La prevalencia de la celiaquía es de entre un 2 y un 3 % en Finlandia y Suecia, y del 0,2 % en Alemania, con un incremento en los últimos años.


En el estudio han participado asimismo el también investigador del CREAF Jordi Sardans y especialistas de la Czech Academy of Sciences (República Checa), la University of Antwerp (Bélgica), el Institute Pierre Simon Laplace (Francia), el International Institute for Applied Systems Analysis (Austria) y la Chinese Academy of Sciences de Pekín (China). 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD