Frutas y Hortalizas

Los productores de manzana acabarán la campaña, por segunda vez, con "las cámaras limpias" desde que comenzó la COVID-19

viernes, 2 de abril de 2021


Manzanas


Los productores de fruta de pepita no descartan finalizar por segunda vez con las "cámaras limpias", sin producto en almacén, a la hora de afrontar la campaña de recogida de manzana de este verano, un alimento saludable cuyo consumo ha aumentado en los hogares desde que comenzó la crisis de la covid-19.

Así lo ha apuntado a Efeagro el director de la Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña (Afrucat), Manel Simón, la organización que ahora preside el Comité de Pera y Manzana de la federación de productores y exportadores hortofrutícolas de ámbito nacional Fepex.

La situación actual tanto para la pera como la manzana es de un "mercado fluido", con "niveles correctos y gestionables de stocks" (fruta en almacén) y con precios que se "están comportando", por lo que, a su juicio, la campaña 2020 se podría calificar de "aceptable".

La mayor demanda de piezas de fruta menos perecederas desde que comenzó la pandemia y el menor volumen cosechado el pasado verano -en Cataluña bajó un 25 % la producción de manzana- son dos de los factores que han propiciado los buenos precios, la salida constante de producto y, así, esa fluidez en el mercado que constata Simón.

España cuenta con cerca de 31.000 hectáreas de manzanos y otras 20.000 de perales; Cataluña es con diferencia la primera productora de ambas frutas, con 10.525 ha y 7.421 ha, respectivamente, según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos (Esyrce) 2020 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

La manzana golden, la variedad más producida, se paga actualmente al agricultor a 65 céntimos el kilo (semana 11 de 2021), por encima de los 36 céntimos/kg a la que cotizaba de media en España en el mismo periodo de 2019 y 2018, de acuerdo a los datos semanales del Ministerio.

El panel de consumo del MAPA indica que los hogares españoles compraron 437,8 millones de kg de manzanas y 216,4 millones de kg de peras entre enero y noviembre de 2020, lo que supone un crecimiento del 15 % y del 11,1 %, respectivamente, en comparación con el mismo periodo de 2019.

La manzana es la tercera fruta más comprada en España -tan solo superada por la naranja y el plátano-, y la pandemia hizo que su consumo en casa se dispara durante el estado de alarma: en marzo de 2020 los hogares compraron más de 52 millones de kg y en abril casi 60 millones, frente a los cerca de 45 millones de los mismos meses de 2019 y 2018.

La pera, que tiene su consumo más alto en octubre, tocó techo en abril del pasado año (28 millones kg), once millones de kilos más que en el mismo mes de 2019.

"Cuando el confinamiento", recuerda el presidente de Afrucat, "la limitación de movilidad pero no de la capacidad de compra se tradujo en una tendencia a comer más y picar entre horas, pero en clave de salud", lo que precipitó la salida constante, mes a mes, de las existencias almacenadas.

Ya en 2021, tras superar la bajada del precio en origen de la pera conferencia durante unas semanas- por la competencia de Bélgica y Países Bajos-, los productores de fruta de pepita de Cataluña, Aragón y La Rioja miran el termómetro por si tienen que poner en marcha el riego por aspersión anti-heladas.

Y es que la caída de temperaturas, justo en los estadios de floración y el inicio del cuajado, "ya ha pasado factura a la próxima campaña de fruta de hueso en Europa, sobre todo a las de las regiones italianas de Emilia-Romaña y Piamonte", advierte Simón. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD