Vino, Cava y otras bebidas

El vino ecológico español, líder mundial en viñedos y poco consumo doméstico

lunes, 5 de abril de 2021

Copasvinotinto 5


El vino ecológico de España, líder mundial en extensión de viñedo, despierta cada vez más interés en medio de los esfuerzos por promover una agricultura más sostenible, aunque su consumo doméstico siga siendo escaso.


Según cifras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), la superficie ecológica de viñedo creció un 7 % anual en 2019, hasta las 121.290 hectáreas, el 5,15 % de la superficie ecológica nacional y el 26,88 % de la mundial.

España ocupa así el primer puesto, por delante de Italia, Francia y China, con el viñedo como uno de sus principales cultivos en superficie ecológica, junto a los cereales, el olivar y las frutas.

El director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luis Benítez, ve una evolución "claramente creciente", ya que hay más bodegas que producen vino ecológico y "más demanda" en mercados exteriores como Suecia, Alemania, Suiza, Dinamarca, Japón, Estados Unidos y Canadá.

No es el caso de España, donde la venta de este tipo de vinos de mesa y espumosos apenas supone el 1,8 % de la compra total de alimentos y el 1,5 % de la de alimentos ecológicos, según el MAPA.

Precisamente los vinos fueron la cuarta categoría más exportada en 2019, con una cuota del 5,5 % de las ventas al exterior de los productos ecológicos españoles, valorados en 995 millones de euros.

MÁS CONCIENCIACIÓN AMBIENTAL

Benítez resalta a Efeagro el potencial de España en esta clase de producción, "muy ligada a la meteorología", puesto que el clima más seco en gran parte del país reduce la exposición a las plagas y la necesidad de aplicar tratamientos intensivos para evitar pérdidas.

"Quizás falte concienciación del producto ecológico en el consumo final y ponerlo en valor en los mercados exteriores", sostiene el director general de la FEV, quien anima a promocionar un vino que "no es mejor o peor" que el convencional, sino una "elección que quizás desde el medioambiente tiene sentido".

La presidenta de Spanish Organic Wines (SOW), Esther Pinuaga, que representa a casi 40 bodegas, destaca que el 13 % de la extensión de viñedo español ya es ecológica y, aunque su producción sea menor que la convencional, sus botellas no tienen por qué ser más caras.

"Puede que al consumidor que busca estos productos no le importe pagar un poco más, hay un valor añadido detrás", apunta Pinuaga, quien va notando una mayor "demanda de información".

En su opinión, las bodegas españolas en general están orientadas hacia la exportación y, en ese contexto, lo ecológico puede ser "una ventaja competitiva".

También se muestra a favor de incentivar esa producción mediante los ecoesquemas previstos en la nueva Política Agraria Común (PAC).

Recientemente, la Comisión Europea presentó un plan de acción que pretende ayudar a los productores europeos a dar el salto a la producción ecológica, con el fin de que represente al menos el 25 % de la superficie agraria en 2030.

El sector vitivinícola está necesitado de apoyo tras haber atravesado un año difícil por culpa de la pandemia, aunque en el segmento orgánico todavía no disponen de datos de ventas para valorar.

PROYECTOS EN MARCHA

De los 1.152 operadores ecológicos que existen en España, la mayoría está concentrada en Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia.

En Ribera del Duero, la bodega Pagos de Anguix acaba de presentar su primer vino ecológico rosado, tras ser adquirida por el grupo J&C Prime Brands.

Su asesor técnico, José Manuel Pérez Ovejas, afirma que están llevando a cabo un proceso de conversión de hectáreas para que toda la superficie del grupo sea ecológica.

Para lograrlo, una empresa tiene que confirmar que en la bodega no se usan herbicidas, ni otros productos sistémicos, y que la viña está libre de residuos, en un proceso de certificación que abarca todas las etapas de la producción.

El portavoz sectorial del grupo Ecológico de Cooperativas Agro-alimentarias, José Morata, ve "un salto cualitativo" en el vino ecológico, que -a su juicio- ha conseguido mantener sus consumidores, especialmente los habitantes de las ciudades preocupados por la salud y el ambiente.

Morata llama a ampliar sus ventas con campañas de promoción para hacer que más consumidores demanden esos productos y que estos puedan estar más presentes en los distintos canales de distribución.

Percibe que muchos jóvenes se incorporan al sector dispuestos a probar lo orgánico en Castilla-La Mancha, donde su bodega Latúe ya produce un 40 % de ecológico.

"Vendo más vino en Hong Kong que en Madrid", admite el portavoz, quien espera que su reconocimiento en el extranjero le ayude a ganar adeptos en casa. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD