Regadíos y Abastecimientos

López Miras solicitará un encuentro con Moreno y Puig para hacer un frente común entre las comunidades afectadas por las nuevas reglas del trasvase Tajo-Segura

martes, 6 de abril de 2021


Río Tajo (Foto Miteco)


El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, pedirá a los presidentes de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, celebrar un encuentro para abordar asuntos sobre el trasvase Tajo Segura.

Miras quiere tratar en ese encuentro el cambio de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura y el incremento de los caudales ecológicos en el Tajo porque tras ello asegura que se esconde el cierre del acueducto tras 42 años.

El presidente ha hecho este anuncio tras celebrar un encuentro en San Javier con los regantes del trasvase y representantes del sector agrícola murciano, con quienes trató la difícil situación en la que deja el trasvase la decisión de modificar las reglas que lo rigen, así como el cambio en el plan de cuenca del Tajo incrementando los caudales de agua en varios puntos del río.

López Miras recordó que el pasado 24 de marzo tenía previsto reunirse con Moreno, pero la moción de censura que el PSOE y Cs presentaron en la Asamblea Regional impidieron su celebración.

A juicio del presidente murciano, "se han superado todos los límites posibles por parte del gobierno centro y del ministerio para la Transición Ecológica, un ataque sin precedentes que ha desenmascarado una hoja de ruta clara para cerrar el trasvase".

Se trata, según López Miras, de un momento histórico para el futuro de las tres regiones receptores de las aguas del trasvase, por lo que decidieron dar un paso al frente y tras poner sobre la mesa la ratificación de todos los actores políticos de la Región de Murcia del Pacto Regional del Agua, es el momento de hacer un frente común de las tres autonomías.

La Comunidad de Murcia enviará esta semana una carta al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, para transmitirle el rechazo "rotundo" hacia la modificación de las reglas de explotación del trasvase que a diferencia de como se han elaborado hasta el momento, se cambian de forma unilateral y "como forma encubierta de propiciar el cierre" del acueducto.

Por su parte, el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Lucas Jiménez, ha pedido en nombre de todos los regantes del Levante español "auxilio porque estamos en un momento muy delicado por cuanto lo que se puede recortar en unos meses" supondrá el 45% que se envía para regadío y en un hipotético escenario de escasez incluso para el abastecimiento humano, incluso en ese caso habrá serios problemas de que llegue el agua de Entrepeñas y Buendía (Guadalajara).

Para Jiménez, la ministra Teresa Ribera ofrece una hoja de ruta que contempla como solución profundizar en la reutilización en las aguas depuradas, lo que para el SCRATS está bien para el resto del país que solamente emplea una media del 4,9% de esas aguas, pero no para el Levante español que emplea mas del 90 por ciento y, por lo tanto, no habrá reutilización que repare el daño.

La otra alternativa que propone Ribera, según el SCRATS, sería intercomunicar las plantas desaladoras conlas redes de abastecimiento y del trasvase, pero con ironía Jiménez ha dicho que eso será para que lo disfruten los agricultores del futuro porque esas obras en el mejor de los casos se llevarían a efecto en 8 años.

En resumen, calificó la situación que se presenta como "compleja", y de la que vienen avisando desde hace meses sin obtener respuesta por vía diplomática, por lo que este mes llevarán protestas y manifestaciones a la calle

"Esto no es un tema solamente de regantes, sino que afectará en años muy graves de escasez a los domicilios y al tejido social y económico, y en un momento tan delicado en que estaremos sujetos a una reconstrucción económica por una pandemia", añadió.

"Condenamos la imprevisión del actual gobierno y unas medidas muy aceleradas que nada que tienen que ver con la pretendida transición ecológica del ministerio que lidera Teresa Ribera", concluyó.

Por último, y preguntado López Miras por las críticas a la inclusión de un exmiembro de Vox en el gobierno autonómico, respondió que la sociedad de la Región "debe tener siempre presente que estamos ante un gobierno liberal y moderado que va a apostar siempre por la libertad, empezando por la libertad de las familias, y lo que hagamos partirá del consenso de todos los sectores afectados".

Además indicó que los rechazos o las afectaciones al nombramiento de la consejera de Educación "estaría bien que se demostrasen en función a los hechos, hechos que serán siempre respetuosos con la ley y con los funcionarios públicos, y dirigidos a garantizar la libertad de las familias". 


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD