Regadíos y Abastecimientos

Petición conjunta de Murcia, Valencia y Andalucía para paralizar la votación que cambiará las reglas de explotación del trasvase

martes, 27 de abril de 2021

Reuniu00f3n Murcia Tajo Segura Mollu00e0, Luengo y regantes (Foto Generalitat Valenciana)


Los gobiernos autonómicos de la Región de Murcia, la Comunidad Valenciana y Andalucía han remitido un escrito al Consejo Nacional del Agua y a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para "parar inmediatamente" la votación que pretende cambiar las reglas de explotación del trasvase, una decisión que encara esta semana su segunda vuelta.


Se trata de una carta conjunta remitida a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y firmada por los consejeros de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia, Antonio Luengo; de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, y de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana, Mireia Molla. 


En la misiva las tres regiones demandan "que el Consejo Nacional del Agua tenga en cuenta las alegaciones presentadas en relación al cambio del volumen máximo mensual trasvasable en nivel 2".


Asimismo, el escrito destaca que "una revisión ahora, sin que se haya publicado ni siquiera el borrador del nuevo Plan del Tajo, ha de asumir necesariamente información ya obsoleta, por lo que, considerando que los parámetros de la regla forman un conjunto integrado y matemáticamente coherente que depende de todo un conjunto de datos como las demandas, retornos, evaporaciones, batimetrías, resguardos, series de aportaciones, etc., es evidente que todo este conjunto, y no solo una parte, debe ser considerado para la propuesta actualización, y no es técnicamente correcto modificar solo algunos datos e ignorar el resto". 


Así se dio a conocer tras la cumbre celebrada en Murcia en la que participaron la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà.  junto a su homólogo de Murcia, Antonio Luengo, y los presidentes de Riegos de Levante, Javier Berenguer, y del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez.


El objetivo del encuentro, celebrado en la sede del Scrats en la capital murciana, fue visibilizar un frente común entre las tres comunidades autónomas a las que abastece el trasvase, para la defensa "nítida, avalada y clara" de las transferencias de agua en los actuales términos, así como el de trabajar en estrategias conjuntas.


Respecto a la paralización de la votación, Mollà apuntó que "el orden en este caso altera el producto. Los caudales ecológicos que se definan en la planificación hidrológica del Tajo -ahora mismo en proceso de elaboración- determinarán el futuro del trasvase", ha asegurado la titular del departamento de Agricultura valenciano, quien mostró su "oposición frontal y sin fisuras" a la "amenaza consolidada" que, a su juicio, supone la propuesta de modificación de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura.


Además, Mollà subrayó que "ningún argumento técnico certifica la validez de pretender subir el caudal ecológico en Aranjuez. Cualquier incremento será una merma y un ataque directo a nuestros regantes y al agua que necesitamos estas tres comunidades".


Ahondando sobre los caudales ecológicos, Mollà ha puesto el acento en el déficit de depuración del río en Madrid y Castilla-La Mancha y ha calificado de "acuerdo insólito" la solicitud de Murcia, Andalucía y la Comunidad Valenciana de "destinar fondos de recuperación para otros territorios, con el fin de invertirlos en depuración y mejorar el estado del río".


"El problema del río no son los regantes, no son los caudales ecológicos, no es nada técnico, es una cuestión política", indicó la consellera, e instó al Ministerio de agricultura a "dejar de lado el partidismo y hablar de un económico fundamental del que dependen muchas bocas de en nuestras comunidades y muchas bocas que comen los productos que cultivan nuestros agricultores y agricultoras".


TODAS LAS MEDIDAS JUDICIALES


La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica adelantó que, en el momento en que se formalice cualquier modificación en el decreto, la Comunitat activará "todas las medidas judiciales a nuestro alcance".


Mollà, no obstante, hizo un llamamiento al diálogo y a las propuestas que la Generalitat va a seguir planteando desde la sensatez, el rigor y el consenso para convencer sobre una respuesta alternativa. Asimismo, y tras reconocer que la reutilización o la desalación son otros de los asuntos de discusión, alentó a no perder el foco sobre el "elemento trascendental" que son las reglas de explotación.


SUPERVIVENCIA DEL TRASVASE


Por su parte, el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia, Antonio Luengo, celebró "el acercamiento de la Comunidad Valenciana en un momento trascendental como el que nos encontramos, donde el futuro del trasvase está gravemente amenazado y necesitamos la unión de las regiones afectadas para defender con más fuerza los derechos de agricultores y consumidores".  


"Solo si somos capaces de unir nuestras reivindicaciones seremos capaces de hacer frente a los ataques que ponen en riesgo la supervivencia de una infraestructura que lleva 42 años generando riqueza y crecimiento al Levante español, ya que de lo contrario nos vemos abocados a un incremento del coste del agua del 30 por ciento para los hogares e industrias y de un 48 por ciento para los regantes", destacó el titular de Agua. 


El trasvase Tajo-Segura aporta solidaridad y desarrollo al conjunto del país, con un impacto en el PIB español de más de 3.000 millones de euros y genera 110.000 puestos de trabajo directos y otros 250.000 indirectos. Beneficia a 200.000 hectáreas de regadío y a más de 55 millones de árboles frutales, además, favorece la lucha frente al avance de la desertización y los efectos del cambio climático, ya que permite eliminar al año más de un millón de toneladas de CO2 gracias a los cultivos y árboles que riega. 


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD