Ayudas y Financiación

Instituciones de la UE se acusan entre ellas de la falta de acuerdo en la PAC

lunes, 31 de mayo de 2021


ParlamentoEuropeoFotoPE 3


El Parlamento Europeo y el Consejo (Estados miembros) se acusaron el pasado viernes mutuamente del fracaso de las negociaciones esta semana a la hora de lograr un acuerdo sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), pero no cerraron la puerta a conseguirlo en junio.


La maratoniana semana de contactos entre las instituciones europeas terminó de forma abrupta este viernes, cuando Portugal, país que preside este semestre el Consejo de la UE, decidió poner fin a un trílogo (con representantes del PE, el Consejo y la Comisión Europea) poco después de que comenzara la reunión.


La ministra de Agricultura portuguesa señaló que "todavía persisten las diferencias" entre el Consejo y el Parlamento y que por eso puso fin a las negociaciones.


"Estoy muy decepcionado de que la Presidencia portuguesa del Consejo haya interrumpido hoy las negociaciones sobre la PAC. Si se desea un acuerdo, hay que estar listo para negociar y ser flexible", explicó el presidente de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara, Norbert Lins (PPE).


Por su parte, el Consejo acusó al Parlamento Europeo de no moverse de sus posiciones.


"La negociación implica tener que hacer concesiones, así funciona. No siempre vamos a salir vencedores. En este momento ha habido ya muchas concesiones del Consejo y esperamos que el Parlamento se aproxime a nuestras posiciones", dijo en rueda de prensa la ministra de Agricultura portuguesa, Maria do Céu Antunes.


Admitió que "en una negociación hay momentos de mayor y menor tensión" y que el tiempo "es un elemento" también estresante.


"Pero consideramos que lo que nos separa es mucho más sencillo de resolver que lo ya conseguido. Ahora hay que reforzar los compromisos", dijo la ministra.

La titular portuguesa se mostró conciliadora y subrayó que todas las instituciones comparten objetivos, en particular el de "hacer más por la agricultura y los productores europeos" y ofrecerles "predictibilidad".


Tampoco la Comisión se libró de las críticas, tanto de los países como de la Eurocámara.


El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se refirió en rueda de prensa a ese asunto.


"Tengo una gran relación con la Comisión y los comisarios, pero sinceramente he tenido la impresión de cierta asimetría", señaló Planas, que indicó que un proceso de codecisión entre los legisladores europeos hace falta alguien que juegue "el papel de puente", algo que opinó que el Ejecutivo comunitario no ha sabido hacer.


"No es solo mi impresión, sino que es generalizada", aseguró el ministro, que precisó que su comentario "no es un reproche, pero si una llamada de atención".


Por su parte, el presidente de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara, Norbert Lins, opinó que el papel de "moderador" que debe jugar la Comisión Europea debería "ser mejorado".


"Cada institución debe pensar en lo que fue bien y menos bien", concluyó Lins.


De las críticas, el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, se defendió diciendo que la CE "tiene un papel de mediador de facilitador" pero que no cree "que pueda ser neutral".


"La CE en un trílogo quiere obtener ciertos objetivos", dijo el comisario, que sin embargo aseguró que creer que Bruselas está más cerca de una parte que de otra es "una impresión errónea".


"Puedo asegurarles que la CE ha hecho lo posible por llegar a un acuerdo, respetando las posiciones de todas las partes", dijo Wojciechowski.


Portugal siempre ha tenido entre sus prioridades esta reforma y no quiere que el tema quede apartado.


Por ese motivo, el próximo lunes tiene previsto iniciar una ronda de reuniones con el comité especial de Agricultura, la Comisión y el Parlamento "para definir un calendario y una estrategia para cerrar la PAC".


Entre los puntos en los que hubo avances esta semana se incluyen el porcentaje de pagos que se destinarán a los ecoesquemas y la reserva de crisis, en relación con la cual solo quedarían por resolver algunas cuestiones técnicas.


También hubo un acercamiento en la llamada "dimensión social", para asegurar que las ayudas agrícolas solo van a parar a manos de explotaciones que respetan los derechos laborales de los trabajadores. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

ESTUDIO

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD