Comercio Exterior e Interior

Intercitrus celebra el fin de los aranceles de EE.UU y pide cambios en el acuerdo UE-Sudáfrica

jueves, 17 de junio de 2021


Almacén naranjas carretilla (Foto Junta de Andalucía)


La Interprofesional Española de la Naranja y la Mandarina (Intercitrus) ha valorado el acuerdo de suspensión de aranceles entre Estados Unidos (EE.UU) y la Unión Europea, ya que "permitirá recuperar las exportaciones" a ese país, a la vez que ha demandado cambios del acuerdo europeo con Sudáfrica.


El arancel del 25 % 'ad valorem' introducido por el Gobierno de EE.UU justo antes del inicio de la campaña 2019/20 se ha traducido en un desplome del 26 % de la exportación de naranjas y mandarinas españolas a EE.UU, hasta entonces el segundo mercado más importante para este sector, según han explicado fuentes de Intercitrus.


En un comunicado, esta Interprofesional ha mostrado su confianza en que la suspensión de los aranceles durante cinco años pueda suponer una "reactivación inmediata" de los envíos de naranjas y mandarinas españolas.


Como ejemplo, ha recordado que en la campaña 2018/19 España exportó 9.034 toneladas de clementinas y mandarinas a EE.UU, una cifra que se redujo drásticamente, hasta las 45 toneladas, en la 2019/20 a causa de los nuevos aranceles.


Respecto al acuerdo comercial UE-Sudáfrica, las mismas fuentes han reclamado una "investigación exhaustiva del tratado" cuando se revise el próximo mes de octubre en Bruselas, ya que se ha producido una "escalada imparable" en la entrada de cítricos desde el país africano.


"El acuerdo UE-Sudáfrica debe ser notablemente más restrictivo, con unas condiciones que restrinjan el acceso al mercado europeo de los cítricos", han sentenciado sin dejar de advertir de que en dicho país se han plantado entre 2012 y 2017 más de diez millones de mandarinos y cuatro millones de naranjos de variedades tardías.


A su juicio, "las ventajas comerciales y fitosanitarias" de Sudáfrica a la hora de enviar cítricos a Europa supone una "competencia desleal gravísima" para la producción española, con la que la exportación sudafricana coincide durante cuatro meses.


Intercitrus también ha demandado que la UE tenga un "mayor rigor en el cumplimiento de las normas y la aplicación del Principio de Preferencia Comunitaria" ante la entrada de naranjas y mandarinas procedentes de otros países terceros como Egipto o Turquía.


Según sus datos, Egipto ha duplicado su producción en los últimos años y se ha convertido en un gran productor mediterráneo; con Turquía -cuyo calendario de campaña coincide con el de España-, "el problema está por venir", ya que en los últimos seis años se han plantado en el país 10.000 árboles de cítricos.


Intercitrus también ha considerado "inaplazable" que la UE busque "una vía de acuerdo con Rusia" para levantar el veto de su Gobierno a la entrada de fruta comunitaria, vigente desde agosto de 2014.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

ESTUDIO

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD