Fitosanitarios, biotecnología, semillas y piensos
Algunas de estas nuevas sustancias han sido ya incluidas en los sistemas de control escandinavos y se prevé su extensión a otros países

Hallan 24 nuevas sustancias nocivas derivadas de la degradación de pesticidas que pueden llegar a los acuíferos

lunes, 2 de agosto de 2021


Fitosanitarios (Foto MAPA)


Un estudio del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (Idaea-CSIC), con la colaboración de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, ha descubierto 24 sustancias nuevas derivadas de la degradación de los pesticidas que nunca antes habían sido detectadas en el medio ambiente.


Las nuevas sustancias encontradas son fruto de las reacciones químicas una vez los pesticidas han sido aplicados, y en algunos casos superan los efectos tóxicos de los productos originales regulados por la Unión Europea a pesar de la existencia de potentes sistemas de control ambiental.


Según el coordinador del proyecto, Pablo Gago, estos compuestos "pueden suponer un riesgo ambiental" que también podría afectar a la salud humana, ya que, gracias a su mayor capacidad de dispersión, podrían "llegar a los acuíferos de donde se extrae el agua".


La investigación, publicada en la revista Environmental Science & Technology, ha combinado una metodología de química analítica para encontrar los nuevos productos de transformación junto con una revisión de la distribución de los pesticidas en el territorio que se lleva a cabo por los programas europeos de vigilancia ambiental.


La mayoría de los nuevos productos no se controlaban y no estaban registrados en ninguna base de datos. A raíz del estudio se han ido añadiendo, de forma que "su identificación será más fácil a partir de ahora", señala Gago.


Algunas de estas nuevas sustancias han sido ya incluidas en los sistemas de control escandinavos y demuestran la necesidad de extender esta iniciativa a otros países. Esto es especialmente relevante para países con gran actividad agrícola, como España, donde se hace un uso intensivo de pesticidas y es necesario conocer qué subproductos se están formando, así como sus potenciales efectos nocivos para un correcto control y prevención de riesgos asociados.


DEGRADACIÓN


Estos productos de transformación son sustancias derivadas de la degradación de los pesticidas, y se forman a partir de reacciones químicas una vez que los pesticidas han sido aplicados. 


“Las cantidades encontradas pueden suponer un claro riesgo medioambiental considerando la toxicidad de estas sustancias. Estos compuestos presentan una mayor capacidad de dispersión que los pesticidas originales y pueden llegar a los acuíferos de donde se extrae el agua potable. Esta capacidad, unida al hecho de que su presencia en el medio ambiente no se monitoriza, puede representar un riesgo para la salud humana”, indica el investigador Pablo Gago Ferrero, coordinador del proyecto. 


La investigación ha utilizado una metodología novedosa para la detección de estas sustancias que se emplea en Suecia. El trabajo ha combinado la química analítica para identificar nuevos productos de transformación de pesticidas, incluso estando a concentraciones mínimas en el medio ambiente, junto con una revisión sistemática de la distribución de pesticidas en el territorio llevada a cabo por los programas europeos de vigilancia ambiental. 


“Una gran parte de los nuevos subproductos detectados excedían las concentraciones de los pesticidas originales a partir de los cuales se formaron, con toxicidades estimadas más altas. Este estudio demuestra que, a pesar de la existencia de potentes sistemas de control ambientales, se están omitiendo sustancias con efectos nocivos en el medio ambiente”, puntualiza Gago Ferrero. 


En algunos casos, el pesticida original no se detecta en el terreno. Esto puede inducir a pensar erróneamente que el pesticida no está presente y que, por tanto, no hay problema. Sin embargo, los productos de transformación de dichos pesticidas sí están presentes. 


“La mayoría de estos productos nunca se habían monitorizado en el medio ambiente. Además, no estaban listados en ninguna base de datos. A raíz de este estudio, estos compuestos han sido añadidos a la base de datos PubChem y su identificación será fácil a partir de ahora”, aclara el investigador Gago Ferrero. 


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

ESTUDIO

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD