Distribución

Los caquis de Anecoop que viajan a París en un contenedor inteligente

miércoles, 13 de octubre de 2021


DG Agricultura y Presidentes Anecoop y Carlet con Improus (Foto Anecoop) caquis


Unos 7.000 kilos de caqui Persimon Bouquet partieron el pasado lunes desde Carlet a Rungis (París), con escala en Saint Charles (Perpignan), en el marco de un proyecto piloto de un viaje multimodal transfronterizo en un contenedor de refrigeración pasiva inteligente.


Ocho palets realizarán su primer viaje con este contenedor desarrollado por la compañía Inprous-PRS al servicio del sector agroalimentario, en una prueba piloto con la participación de Anecoop y su cooperativa socia Sant Bernat de Carlet y el soporte del proyecto europeo 'Trails'.


La carga parte en camión a Perpiñán y de ahí en tren a París en un contenedor que dispone de una autonomía de 12 a 25 días y consigue una reducción del 81,9 % de consumo de energía y huella de carbono. Además, reduce la proliferación bacteriana o viral, gracias a la tecnología que incorpora.


En la actualidad, el sector logístico se enfrenta a numerosos retos para optimizar el transporte de productos perecederos, entre los que destaca el mantenimiento de la temperatura y la dependencia del suministro de energía a lo largo del trayecto.


El impacto anual de los contenedores de refrigeración convencionales en las operaciones de import/export hacia y desde la Unión Europea a África y Oriente Medio, se sitúan en los 600 millones de toneladas de CO 2 emitidas a la atmósfera y un consumo de 1,2 billones de kWh, debido al consumo de energía de la unidad de refrigeración.


Por otro lado, el desperdicio alimentario de la UE alcanza los 80 millones de toneladas, lo que equivale a 160 kg/persona al año, con un coste de 143.000 millones, principalmente por la poca fiabilidad de la cadena de frío convencional, lo que equivale a una insuficiente calidad de conservación en transportes de larga distancia de productos altamente perecederos.


En este sentido, el objetivo de la solución SmartEcoReefer de la compañía Inprous-PRS es precisamente poner a disposición del sector una solución tecnológica integral que garantice al cliente los servicios adecuados para la logística en temperatura controlada.


El proyecto europeo Trails busca crear un piloto de transporte multimodal transfronterizo de larga distancia, para demostrar que esta innovación y este nuevo contenedor se adapta al transporte por ferrocarril de los productos del sector hortofrutícola en temperaturas frías positivas para favorecer el cambio modal, ahorrar Co 2 y desatascar las carreteras.


Los patrocinadores logísticos de este piloto son Transportes Salva, la empresa ferroviaria Novatrans y para la última milla, en Paris, Transportes Mesguen.


Entre sus ventajas, además de la autonomía y la reducción del consumo de energía y la huella de carbono, destaca que está perfectamente adaptado al uso del ferrocarril.


Por la frontera hispano-francesa pasan más de 15.000 camiones al día, de los cuales el 40 % son refrigerados que transportan productos de frío positivo o negativo, lo que lo convierte en un sector estratégico para la economía española y francesa (frutas, verduras, carnes congeladas).


Hasta la fecha, el 90% de los volúmenes de estos productos se transporta por carretera y el desplazamiento modal al ferrocarril es complejo debido a la falta de suministro eléctrico ferroviario, la discontinuidad del corredor mediterráneo y también a la falta de medios técnicos.


Sin embargo, estos contenedores Reefer permiten transportar estos productos agroalimentarios de forma segura, fiable y sin dificultades técnicas ni medio ambientales. Además, está certificado por el Institut de Recerca i Tecnología Agroalimentàries (IRTA). 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

ESTUDIO

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD