Ganadería y Pesca

Reclaman ayudas "justas y razonables" para los afectados por la viruela ovina y caprina

viernes, 4 de noviembre de 2022


Ovejas (Foto MAPA)

Foto: Ganado ovino en una feria (MAPA/Archivo)


El Ayuntamiento de Benamaurel, municipio del norte de la provincia de Granada más afectado por los brotes de viruela ovina y caprina detectados desde septiembre, ha aprobado una moción para pedir a otras administraciones ayudas a favor de los ganaderos que han tenido que sacrificar o confinar a sus animales.


Según ha informado este jueves el Consistorio, ya son más de una decena las explotaciones afectadas en la comarca de Baza por esta enfermedad animal, la mayoría de ellas en Benamaurel, donde más de 3.000 animales han sido sacrificados y miles están inmovilizados.


La moción institucional, apoyada por unanimidad, explica que la viruela ovina y caprina está "poniendo en jaque" la ganadería extensiva en Benamaurel y el resto de su comarca, y hace un repaso por las principales características de esta grave enfermedad animal.


Los brotes han obligado a sacrificar a todos los animales de las explotaciones en donde se detectan, así como inmovilizar y vigilar otras en una zona de protección de 3 kilómetros y de vigilancia de 10 a la redonda.


El texto también incide en la importancia que tiene la ganadería extensiva, una actividad paradigma de la sostenibilidad, que debe ser apoyado "sin fisuras".


La moción, remitida ya a la Junta de Andalucía, al Gobierno de España, al Parlamento de Andalucía y al Congreso de los Diputados, defiende que los afectados por la viruela ovina tengan unas ayudas e indemnizaciones "justas y razonables" que eviten la ruina de muchas familias.


En este sentido, se pide una convocatoria de ayudas que incluya, al menos, indemnización por los animales sacrificados, por la diferencia existente entre los precios de mercado y los de referencia tomados para primer pago planificado por la Junta de Andalucía.


También que se tengan en cuenta gastos de limpieza y desinfección de las explotaciones, pago de toda la comida destruida, pago del estiércol destruido, indemnización por lucro cesante de la explotación, ayuda para la reposición de animales sacrificados y garantía del cobro de la PAC.


Además, en el caso de explotaciones que no hayan sido sacrificadas, pero sí inmovilizadas, se pide ayuda por los gastos y el lucro cesante derivado de dicha inmovilización. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

ESTUDIO

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD