Cítricos
La media de precios es un 40% superior a la pasada campaña para muchas variedades, como la mandarina

La falta de agua y la evolución de la pandemia, incertidumbres en el arranque de la campaña citrícola en Alicante

lunes, 9 de noviembre de 2020

Mandarina Orri


Los citricultores alicantinos se enfrentan a una campaña inédita y con mucha incertidumbre por la falta de agua y la evolución de la pandemia de coronavirus, pese a que desde el inicio hace poco más de un mes los precios son de media un 40% superiores a los de la campaña anterior para muchas variedades, como la mandarina.


Por ello, desde Jóvenes Agricultores Asaja Alicante valoran la presente campaña citrícola 'a priori' como favorable, pero advierten que el sector se encuentra a la expectativa de su desarrollo, puesto que se perciben ciertas notas positivas "en un contexto económico malo e inestable". 


A los vaivenes que se esperan y ya se están produciendo, según se vaya desarrollando la epidemia de Covid-19 durante el resto de otoño y el invierno, el sector se enfrenta este año a otro hándicap que puede marcar seriamente su desarrollo, y es la "inestabilidad hídrica que genera la poca certidumbre de disponer de agua ante los ataques continuos que estamos recibiendo desde el Ministerio para la Transición Ecológica", en referencia al aumento de caudales ecológicos del Tajo y recortes continuos en las trasferencias mensuales en contra de lo que aconseja la propia Comisión de Explotación del Ministerio.

 
"Un reflejo de este escenario inédito al que nos referimos es el inicio de esta campaña, que está resultando ser una montaña rusa", explicaron fuentes de Asaja Alicante. 


Y es que, la campaña se inició a principios de septiembre con precios en origen para muchas variedades de cítricos un 40% por encima de los registrados en temporadas anteriores, pero en el segundo mes los productores empiezan a ver cómo las operaciones de compra-venta "comenzaron a ralentizarse, coincidiendo con que se empezaron a observar algunas partidas de cítricos justas de calibre, debido a las escasas o nulas precipitaciones del verano y lo que llevamos de otoño, efecto que podría subsanarse de percibir aportes a través del Tajo-Segura próximamente".
 
Sin embargo, con la llegada de los primeros confinamientos en países de nuestro entorno, parece ser que la situación está volviendo a virar a favor del sector. Así, desde el viernes 30 de octubre ha comenzado a reactivarse el mercado por el incremento de la demanda en Europa de búsqueda de fruta con vitamina C, un ingrediente natural que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario y que ya fue muy demandado en el tramo final de la campaña 2019-2020, cuando se produjo un aumento en las exportaciones de los cítricos de la Comunitat Valenciana.
 
"Nos encontramos a la expectativa porque, a pesar del buen arranque de la campaña y de la posterior ralentización, están aumentando los pedidos de cítricos cada día, principalmente de los países que ya están aplicando confinamientos domiciliarios de su población. Por ello, confiamos en que la línea de la exportación continúe la senda ascendente de la campaña anterior", aseguró el presidente de Asaja Orihuela y productor de cítricos, José Vicente Andreu.
 
Según un estudio realizado por el equipo técnico de Asaja Alicante, la exportación en el grupo de naranjas se ha incrementado de la campaña 2016-2017 a la campaña 2019-2020 casi un 3%, pasando de exportar 1.108.486 toneladas a 1.140.741, con un precio medio salida de almacén también favorable que supera el 5% en este periodo.
 
En cuanto al limón, hemos pasado de exportar 179.475 toneladas en 2016-2017, a 211.557 toneladas la campaña 2019-2020, lo que se traduce en un aumento de casi el 18%, que también ha ido unido a un incremento de su valor en almacén de más del 6% para todo el periodo. 


EXPORTACIONES DE CÍTRICOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA EN LOS CUATRO ÚLTIMOS AÑOS EXPRESADO EN TONELADAS.



PRODUCTO2016/20172017/20182018/20192019/2020VARIACIÓN  EN % EN EL PERIODO ESTUDIADO
NARANJA1.108.4861.067.3381.146.8731.140.741+ 2,91
MANDARINA1.137.9721.169.3921.270.8611.081.193- 5,00
LIMON179.475171.949195.756211.557+ 17,87
POMELO23.04223.39128.75624.360+ 5,72

 
PRECIO MEDIO EN €/KG A SALIDA DE ALMACEN DE CONFECCIÓN CON DESTINO A LA EXPORTACIÓN DE LA COMUNIDAD VALENCIANA EN LOS CUATRO ÚLTIMOS AÑOS.



PRODUCTO2016/20172017/20182018/20192019/2020VARIACIÓN  EN % EN EL PERIODO ESTUDIADO
NARANJA0,700,750,620,74+5,71
MANDARINA0,900,990,831,09+ 21,11
LIMON1.081,161,011,15+ 6,48
POMELO1,020,990,951,020
 
 

Precios


Analizando la situación por variedades, dentro de las mandarinas cabe destacar la variedad Oronules, cuyo precio en campañas anteriores oscilaba entre 0,45-0,50 €/kilo, y esta campaña salieron entre 0,60-0,70 €/kilo, es decir, un +40%. Por su parte, la variedad de clementinas Clemenules, que empezarán esta semana, está registrando un precio de 0,35-0,40, cuando en campañas anteriores rondaban 0,28-0,30 €/K, lo que se traduce en un 33% más.  

 
En el grupo naranja, las Navelinas, cuyo precio en anteriores campañas se movía en 0,22-0,24, este año han tenido un precio en campo de alrededor de 0,28, lo que supone un incremento de un 16%.
 
En el caso del limón las cotizaciones registradas hasta el momento resultan ligeramente más bajas que las del ejercicio anterior, hecho que en un principio se vio justificado por el aumento de cosecha que publicó en su aforo la Conselleria de Agricultura (estimó un incremento en la producción de un 11%), y que, finalmente, no se producirá.


De hecho, Asaja Alicante sostiene que este incremento se va a ver contrarrestado y absorbido por las mermas que se están produciendo esta campaña a causa de los efectos de la DANA y el desbordamiento del río Segura del 2019, que sigue provocando daños en las plantaciones un año después, y que ahora está provocando el secado y la muerte por asfixia de miles de limoneros jóvenes a lo largo y ancho de toda la Vega Baja, contabilizándose unas pérdidas de 25.000 toneladas de limón que, definitivamente, no se van a cosechar. Es decir, que no va a haber este año un incremento de cosecha de más de un 11% (como señalaba el aforo de cosecha).  
 
Así las cosas, en estos momentos la variedad de Limón Fino, por corte (cuando el comercializador corta solo lo que tiene el calibre de la explotación), está cotizando 0,50-0,55 €/kilo, cuando el año pasado cotizaban 0,60-0,65 (el precio ha bajado un 15%); y todo limón (cuando el comercializador corta todo lo que hay en el árbol cuando llegue el momento de recolección por maduración) cotiza a 0,30-0,38 €/kilo, cuando en la campaña pasada se pagaba a 0,35-0,40 €/Kilo (el precio ha caído un 5%).




PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD