OPINIÓN

Los buenos precios del vino y alta exportación garantizan una campaña "tranquila"

lunes, 26 de febrero de 2018

El sector vitivinícola se muestra tranquilo por la evolución del mercado gracias a los atractivos precios -algunos varietales se pagan al mismo nivel que los franceses-, en un escenario de escasez mundial, y a los buenos datos de exportación cosechados en 2017 y que continúan durante 2018.


El presidente de la Interprofesional del Vino de España, Ángel Villafranca, señala a Efeagro que los últimos datos del Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (Infovi) muestran que la producción de 2017 rondó los 35 millones de hectolitros de vino y mosto, una cifra "ajustada".

De agosto a diciembre, la exportación se aproximó a 2 millones de hectolitros de vino, "unas salidas fuertes, importantes", añade Villafranca, también presidente de Cooperativas Agro-alimentarias.

Según sus datos, el precio del vino se ha estabilizado en unos niveles positivos y, si se suma el transporte, algunos varietales cotizan a precios similares a los franceses.

La evolución de la comercialización no es una preocupación ahora para los productores e industria, aunque sí lo es la necesidad de "gestionar bien" la situación actual de escasez y ver cómo se trasladan, "de forma sostenible y controlada", las subidas de la materia prima al consumidor, que en muchos casos serán limitadas.

Por categorías, explica que hay "subidas importantes" en algunos tipos de vinos básicos, a granel, aunque éstos partían de unos niveles muy bajos, que eran "insostenibles".

En la medida en que se sube de gama hacia vinos de mayor valor, el repunte de precios es más moderado, "quizás del 10 % o incluso inferiores", afirma Villafranca.

El responsable del sector vitivinícola de COAG, Joaquín Vizcaíno, recuerda que en el pasado ejercicio hubo descensos de stocks de casi 7 millones de hectolitros respecto a años anteriores, lo que garantiza un 2018 "tranquilo", sin tensiones de precios.

Hasta final de 2017 e incluso durante enero de 2018 han brillado las exportaciones, pero se espera que durante febrero desciendan los volúmenes enviados al exterior hasta que se terminen de elaborar los vinos de la última añada y se retome el pulso comercializador.

Vizcaíno destaca que las últimas lluvias y nieves han beneficiado al campo manchego, aunque se necesita mucha más agua para paliar el déficit en el viñedo y rellenar los acuíferos y los embalses.

Por su parte, el responsable de vino de UPA, Alejandro García-Gasco avanza que este ejercicio se han tenido datos muy adelantados en el Infovi, ya que la vendimia fue muy precoz.

Indica que hay escasez de vino, después de una producción de 34,8 millones de hectolitros entre vino y mosto en España tras la vendimia pasada, a lo que se suman las cortas cifras de Francia y resto del mundo, coyuntura que explica los precios actuales.

No obstante, "preocupa la repercusión de estas cotizaciones al consumidor final y si sabremos aprovechar la coyuntura para ganar mayor valor añadido", remarca García-Gasco.

"Es un buen momento para que el mercado del vino español se posicione con un vino de calidad, con valor añadido", añade.

Según los datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el vino blanco a granel sube un 0,62 % semanal del 12 al 18 de febrero, y el tinto baja un 0,46 %, y se quedan en 54,45 y 62,40 euros por hectolitro, respectivamente.

El secretario general de ARAG-Asaja, José Antonio Torrecilla, subraya el récord histórico en ventas de 2017 para los vinos de la Rioja, alrededor de 284 millones de litros en total, de los cuales más de 108 millones correspondieron a la exportación, hacia destinos internacionales que lo han pagado a una media de 4,5 euros/litro.

Torrecilla pone en valor que también se disparan las ventas globales de vinos blancos, que pasan de 18 a 22 millones de litros.

Las heladas de 2017, que impactaron en más de 25.000 hectáreas, recortaron en 100 millones de kilos de uva la última cosecha, con fuertes subidas de la materia prima que se han traducido en el encarecimiento de los vinos jóvenes, sobre todo, y no tanto en los crianzas, segmento que representa un 60 % de las ventas riojanas.

Los vinos que salen de las más de 500 bodegas de esta DOCa son, en su opinión, aún muy competitivos gracias a su relación calidad-precio, en un contexto en el que también se encarecen las referencias de competidores como Francia o Italia.

Las últimas lluvias deberían garantizar una producción normal para la DOCa para la vendimia de 2018, sobre 400 o 440 millones de kilos, si no se llegan nuevos desastres meteorológicos, concluye. 

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Noviembre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
29
30
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->