Daños por Climatología Adversa

Las últimas tormentas de granizo dañan 2.000 hectáreas de caquis, cítricos y viñedos en la Comunidad Valenciana

viernes, 14 de septiembre de 2018


Dau00f1os granizo (Foto AVA Asaja web)


Las tormentas de granizo registradas en las últimas horas en la Comunitat Valenciana han causado daños en unas 2.000 hectáreas de superficie agrícola, especialmente de las comarca de La Ribera y la Hoya de Buñol, y han afectado a cultivos como caquis, cítricos y viñedos.


Así lo ha asegurado la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), quien ha indicado en un comunicado que la inestabilidad atmosférica que se ha instalado en la Comunitat desde hace casi una semana volvió a traducirse durante los últimos días en nuevos episodios de granizo que han provocado más daños en la agricultura.


Concretamente, durante la tarde de ayer el pedrisco descargó con intensidad variable en una amplia franja de terreno de la comarca de la Ribera que incluyó a las localidades de Cárcer -donde se situó el epicentro de la tormenta-, Beneixida, Énova, Manuel, Alcántara del Xúquer y Rafelguaraf.


Los daños causados por la piedra en esa zona, y de acuerdo con una primera estimación de urgencia efectuada sobre el terreno por los técnicos de AVA-Asaja, "son de magnitud desigual".


Así, "se detectan explotaciones donde la granizada ha arrasado prácticamente la totalidad de la cosecha, mientras que en otras el nivel de afección es mínimo", según la organización agraria, que añade que caquis y cítricos son los cultivos que han sufrido las consecuencias.


En el caso del caqui, el impacto de la piedra "tiene efectos más dañinos y visibles puesto que su piel es más sensible que la de los cítricos, máxime en este momento del año".


Según señala AVA-Asaja, la superficie afectada, en mayor o menor medida, en esta zona de la Comunitat Valenciana podría situarse en torno a las 1.800 hectáreas.


También durante la mañana de ayer otra tormenta de granizo cayó con fuerza sobre algo más de 100 hectáreas de cultivo ubicadas en el triángulo que forman las poblaciones de Chiva, Cheste y Godelleta, en pleno corazón de la comarca de la Hoya de Buñol.


En este caso fue el viñedo el que se llevó la peor parte, ya que del total de esa superficie superior a las 100 hectáreas el 70 % corresponde al citado cultivo, mientras que el 25 % de los daños restantes se concentran en los cítricos y el resto en caquis.


Asimismo, se registraron episodios de pedrisco de diversa consideración en Llíria (Camp de Turia) y de fortísimos vientos en Xàtiva (la Costera), donde arrancó de los árboles cítricos y caquis y causó heridas en la piel de estos mismos frutos como consecuencia del "rameado", es decir, de los golpes de las ramas agitadas por el aire.


A pesar de estas incidencias de carácter negativo, AVA-Asaja subraya que las lluvias registradas desde el pasado sábado en la gran mayoría de comarcas "suponen un alivio para los frutales, especialmente los cítricos y el caqui, porque contribuyen a mejorar los calibres, limpiar el arbolado y reducir la presencia de plagas y enfermedades".


Asimismo, la persistencia de las precipitaciones permite a los propietarios de explotaciones de regadío lograr ahorros en costes energéticos al dejar de efectuar riegos en un momento de la temporada donde los árboles demandan mucha agua para desarrollar los frutos.


Igualmente, otros cultivos como las almendras, que afrontan en las próximas semanas la práctica totalidad de la recolección, o el olivar, cuya recogida será posterior y donde las lluvias aportarán más tamaño a las aceitunas. 

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Octubre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
17
18
19
20
21
22
24
25
26
27
28
29
30
31
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->