Comercio Exterior e Interior

La UE acuerda firmar acuerdos de libre comercio e inversiones con Singapur

martes, 16 de octubre de 2018


UE Singapur banderas


Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han dado luz verde a la firma de sendos acuerdos de libre comercio y protección de inversiones negociados con Singapur, que está prevista para el próximo viernes en Bruselas, en los márgenes de la cumbre del foro Asia-Europa (ASEM).


La UE y Singapur iniciaron la negociación en 2010 y la concluyeron en 2014, pero la firma se retrasó a la espera de que se pronunciase el Tribunal de Justicia de la Unión, que en un fallo de mayo de 2017 confirmó que los tratados de libre comercio que van más allá de las cuestiones arancelarias deben ser ratificados también por los Estados miembros.


Así, la Comisión Europea propuso por una parte un acuerdo de libre comercio, que incluye áreas de competencia exclusiva de la UE y que, por tanto, requiere únicamente la aprobación del Consejo y del Parlamento Europeo antes de entrar en vigor.


Y, por otro lado, un acuerdo de protección de inversiones que, por su competencia compartida, tendrá que ser ratificado además por los parlamentos nacionales.


El Consejo de la UE destacó en un comunicado que estos acuerdos serán los primeros bilaterales de ese tipo celebrados entre la UE y un país miembro de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN).


Singapur es el socio más grande de la UE dentro de la ASEAN, ya que representa casi un tercio del comercio de bienes y servicios que mantiene con esa región.


El comercio bilateral de bienes ascendió a 53.300 millones de euros en 2017, cuando la UE exportó 33.160 millones, principalmente vehículos y maquinaria, e importó 20.140 millones, en particular productos químicos y farmacéuticos.


Antes del acuerdo casi todos los bienes procedentes de la UE ya entraban en Singapur libres de derechos de aduana, pero el pacto eliminará el resto de los aranceles en un plazo de tres a cinco años, dependiendo de la categoría del producto.


También suprimirá barreras técnicas y no arancelarias mediante el reconocimiento de las normas y los ensayos de seguridad de la UE en categorías clave, como la electrónica, los productos farmacéuticos o las piezas para automóviles, precisó el Consejo.


En cambio, seguirán aplicándose algunos aranceles a los productos de la pesca y los productos agrícolas transformados que entren en la UE.


Este tratado de libre comercio eliminará igualmente las restricciones en el sector servicios, donde el comercio bilateral ascendió a 44.400 millones en 2016, según las cifras facilitadas por el Consejo de la UE.


La Unión Europea es el mayor socio comercial de Singapur en materia de servicios, ya que más de 10.000 empresas utilizan ese país como plataforma para dar atender a toda la región.


El pacto incluye también disposiciones en materia de protección de la propiedad intelectual e industrial, liberalización de las inversiones, contratación pública, competencia y desarrollo sostenible.


Por su parte, el acuerdo de protección de las inversiones "seguirá mejorando el clima para la inversión y ofreciendo mayor certidumbre a los inversores", indicó el Consejo.


A su vez, protegerá los derechos de la UE y de Singapur a "regular y perseguir objetivos de políticas públicas", como la protección de la salud pública, la seguridad y el medio ambiente.


Sustituirá los doce tratados bilaterales de inversión existentes entre Singapur y algunos Estados miembros de la UE. 

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Abril 2019
LunMarMieJueVieSabDom
1
2
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS