AGUA

Damnificados inundaciones Lorca reclaman 495.000 euros a la Comunidad Autónoma

miércoles, 20 de abril de 2016

Los propietarios de una finca ubicada en la población lorquina de El Campillo, que se vio afectada por las inundaciones de septiembre de 2012, han reclamado una indemnización de 495.000 euros a la Comunidad Autónoma por los daños sufridos en cultivos y en infraestructuras y por la pérdida del valor de los terrenos.


Para los reclamantes, la inundación en sus tierras se produjo por el efecto barrera que produjo la vía rápida que une Lorca y Aguilas, que no dejó pasar el agua de lluvia para su evacuación y que, aseguraron, se produjo por no haber atendido la administración las quejas de los vecinos que habiendo pedido un paso sobreelevado.

El expediente abierto a raíz de esta reclamación cuenta ya con el informe preceptivo del Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM), que se opone a la estimación del recurso al señalar que la inundación se produjo por causa de fuerza mayor, por lo que la administración regional no tiene responsabilidad patrimonial alguna.

En concreto, el CJRM señala que el 28 de septiembre de 2012 cayeron sobre Lorca más de 140 litros por metro cuadrado a lo largo del día, con una intensidad máxima de 67,6 litros, que, según tiene establecido la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), tiene la consideración de lluvia torrencial.

Este órgano consultivo afirma también en su dictamen que como consecuencia de esas lluvias tan fuertes, el gobierno de la nación hizo la declaración de catástrofe natural, "concediendo ayudas y adoptando medidas de diversa índole para intentar paliar los daños que se produjeron".

Y concluye que el informe de la AEMET incorporado al expediente indicaba igualmente que las precipitaciones de aquel día, medidas por la estación de Lorca, fueron las más altas de la serie de datos de la que se dispone. EFEAGRO

EVENTOS DE AGENDA

AGENDA

Octubre 2017
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
6
7
8
9
11
12
13
14
15
16
17
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

DESTACADO