Naturaleza

Aprobados los planes de recuperación del águila perdicera, la nutria y el fartet en la Región de Murcia

jueves, 23 de junio de 2016


El Consejo de Gobierno ha aprobado los planes de recuperación de las especies águila perdicera, la nutria y el fartet, clasificadas en la categoría de especies en peligro de extinción, dentro del catálogo de especies amenazadas de fauna silvestre de la Región de Murcia. El plan de recuperación de cada especie tendrá una vigencia indefinida hasta que se justifique el cambio de categoría de amenaza, y su descatalogación, como especie en peligro de extinción en futuras revisiones del catálogo español de especies amenazadas y el catálogo de especies amenazadas de fauna silvestre de la Región.


Además, los planes podrán ser sometidos a revisión cuando se produzcan y conozcan variaciones sustanciales en el estado de conservación de la especie objeto del plan, de su hábitat o de las causas que ponen en riesgo su supervivencia.


El águila perdicera es una rapaz típica de ambientes mediterráneos en cortados rocosos. Se trata de una especie sedentaria que no migra hacia otras latitudes en invierno. Las águilas jóvenes comienzan una etapa errática a los pocos meses de abandonar el nido que puede durar varios años. Recorre miles de kilómetros y permanece en determinadas zonas de asentamiento temporal denominadas ‘áreas de dispersión’, que se caracterizan por la abundancia de pesca y la ausencia de parejas reproductoras.


En España se han detectado áreas de dispersión en once comunidades, las más importantes en Castilla-La Mancha y Andalucía. Actualmente, la especie se encuentra en regresión en todos los países europeos del área mediterránea. La Región no es una excepción, donde ha desaparecido el 35 por ciento de la población reproductora en los últimos 30 años.


La población europea se estima en 920 y 1.100 parejas, y España es el país que cuenta con el grueso de la población (entre 733 y 768 parejas). En la Región, a partir del año 2000 la población ha experimentado una ligera recuperación. En 2013 se contabilizaron 27 territorios ocupados y una media en los últimos seis años de 22 parejas que llegan a incubar.

Esta tendencia positiva se debe al aumento de la supervivencia adulta y preadulta, a la vez de una disminución de la persecución, así como a las medidas de gestión llevadas a cabo en todo el ámbito nacional, como la corrección de tendidos eléctricos.


El ámbito de actuación de este plan coincide territorialmente con espacios protegidos como Sierra Espuña, Calblanque, Sierra de la Pila, Carrascoy y El Valle, Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán, así como el de la Sierra de Salinas.


Por su parte, la nutria es una de las especies que mayor regresión ha sufrido en España en las últimas décadas. En la actualidad, se distribuye por todo el río Segura, y ocupa los afluentes Alhárabe, Argos y Quípar, estos dos últimos de reciente colonización.


En el último seguimiento realizado en 2013, la especie se distribuye a lo largo de 200 kilómetros de cauces y cuenta con una población estimada de cerca de 40 ejemplares. La nutria se encuentra incluida con la categoría de ‘en peligro’ en el libro rojo de los vertebrados de la Región.


El ámbito territorial del plan de recuperación de la nutria comprende las áreas de reproducción, alimentación y dispersión de la nutria en la Región y ocupa 378,68 km de cauces fluviales. La finalidad del presente plan es definir las medidas necesarias para alcanzar un tamaño de población y estado de conservación que permita reducir su categoría de amenaza ‘en peligro de extinción’ en el catálogo regional de especies amenazadas de fauna silvestre.


Finalmente, el fartet es un pez de pequeño tamaño, especie amenazada en la totalidad de su rango de distribución, que en los últimos años presenta una clara regresión de sus efectivos poblacionales en el territorio regional y, en general, en su actual área de distribución. Es endémico de la península ibérica y se distribuye a lo largo del litoral mediterráneo desde la provincia de Gerona hasta la de Almería.


En la Región se localiza en el río Chícamo y su densidad de población es baja. En el Mar Menor, el fartet mantiene un estado de conservación aceptable, y las poblaciones de las salinas de Marchamalo y de San Pedro del Pinatar son las que presentan mejor estatus de conservación. En esta población se incluyen las salinas del Rasall. En cuanto a la Rambla de Las Moreras, la especie presenta una población con escasos efectivos.


El fartet se encuentra incluido en el libro rojo de los vertebrados de la Región y en el atlas y libro rojo de los peces epicontinentales de España con la categoría de ‘en peligro’.


EVENTOS DE AGENDA

AGENDA

Noviembre 2017
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
23
24
25
26
27
29
 

El tiempo - Tutiempo.net
/center>

DESTACADO