Naturaleza

El seguimiento de la pradera oceánica del litoral constata el buen estado de los fondos marinos de la Región de Murcia

viernes, 29 de julio de 2016


La Región de Murcia tiene una de las praderas de posidonia oceánica más extensas de España y, según los resultados obtenidos por el Instituto Español de Oceanografía (IEO), estas se encuentran en buenas condiciones, lo que refleja unas condiciones naturales del hábitat favorables. Asimismo, no se ha detectado ninguna tendencia global de deterioro, circunstancia que sí se da en otros lugares del Mediterráneo.


La consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, y el director del IEO, Fernando de la Gándara, presentaron los últimos datos sobre el seguimiento de la pradera oceánica del litoral de la Región, proyecto en el que ambas entidades trabajan desde que se firmó el primer convenio en diciembre de 2003.


El 76 por ciento de la pradera de posidonia regional se encuentra en estado estable-progresivo, con condiciones naturales del hábitat favorables. El 24 por ciento restante, como la localizada en Cala Cerrada, en Cabo Tiñoso, se encuentra en estado de regresión, debido principalmente al impacto de la actividad humana, sobre todo por los fondeos. Esta afección se verá minimizada ya que está prevista la instalación de tres fondeos ecológicos, para evitar que los barcos incidan sobre la posidonia con sus anclas.


La red de seguimiento se compone de 19 estaciones de muestreo distribuidas por todo el litoral regional. En tres de ellas se lleva a cabo un seguimiento más exhaustivo de la evolución del alga caulerpa. Así, desde 2007 se realizan análisis para determinar la posible interacción a largo plazo entre el alga y la pradera oceánica.


Martínez-Cachá afirmó que “un año más, el proyecto ha resultado un éxito en cuanto a participación, divulgación y concienciación; al tiempo que ha permitido definir un protocolo de trabajo en cuanto a seguridad de los buceadores, las tereas de divulgación y la calidad científica de los datos que se han ido obteniendo en los once años que se viene trabajando en el proyecto”.


La consejera señaló que el objetivo del proyecto es “dar respuesta a la necesidad de mejorar el conocimiento de este ecosistema” y aseguró que los resultados permitirán “una mejor gestión del litoral y de los recursos marinos”.


Las praderas de posidonia “detectan con especial sensibilidad los cambios del medio causados por la acción del hombre y los cambios ambientales, además de ser lugares de cría de muchas especies pesqueras”, aseveró Martínez-Cachá, quien indicó que “el seguimiento a largo plazo y continuado de estos hábitats es la herramienta más efectiva para obtener información sobre la influencia de los cambios en el medio marino”.


La titular de Medio Ambiente recordó que el pasado martes el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) publicaba el decreto que fijaba las normas especiales reguladoras de la subvención que se otorga al Instituto Español de Oceanografía para la ejecución del proyecto ‘Red de seguimiento de las praderas de posidonia oceánica y del cambio climático en el litoral de la Región de Murcia’, correspondiente a los ejercicios presupuestarios 2016 y 2017. Desde que se inició el proyecto la inversión total ha sido de 420.000 euros. Además, estos estudios cuentan con financiación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.


El proyecto tiene un interés científico-técnico y un importante componente de carácter social, que deriva de la fuerte implicación y participación de voluntarios procedentes de todo tipo de colectivos e instituciones relacionadas con el medio marino en las tareas de la red.


Asimismo, la experiencia se está desarrollando con éxito en el litoral catalán, valenciano, balear. De forma que la futura interconexión de las redes mediterráneas españolas para el seguimiento de posidonia oceánica se traducirá en una importante herramienta para la gestión del litoral.


FANERÓGRAMAS MARINAS


Las praderas de fanerógamas marinas representan una de las comunidades biológicas de mayor importancia ecológica presentes en ecosistemas marinos costeros de mares cálidos y templados. Su elevada diversidad, su importante producción vegetal, entre las mayores del planeta, y la gran conspicuidad de sus formaciones, son auténticos bosques submarinos, son la clave para entender la trascendencia de su papel en el funcionamiento de sistemas costeros y en el mantenimiento de los recursos marinos.


Estas formaciones marinas suponen sustrato, hábitats y fuente de alimento para multitud de especies de algas y animales (invertebrados y vertebrados) y constituyen lugares de puesta y alevinaje de numerosas especies piscícolas, por lo que diversas especies de interés pesquero desarrollan parte de su ciclo de vida en estas comunidades.


El Centro Oceanográfico cuenta con una plantilla de unas 80 personas. De ellos, más de 20 son investigadores y cerca de 50 personas dan apoyo a la investigación y a la gestión. Desde 1990 el centro dispone de dos sedes, el laboratorio Marino de San Pedro del Pinatar, donde se realizan investigaciones de pesquerías y medio marino, y la planta de cultivos de Mazarrón, donde se investiga en acuicultura.

EVENTOS DE AGENDA

AGENDA

Noviembre 2017
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
23
24
25
26
27
29
 

El tiempo - Tutiempo.net
/center>

DESTACADO