Agricultura ecológica

El IMIDA estudia el control biológico de plagas en cultivos de melón introduciendo enemigos naturales de pulgón y mosca blanca

lunes, 1 de agosto de 2016



El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), dependiente de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, está trabajando para mejorar el control biológico de las plagas en las plantaciones de melón, introduciendo enemigos naturales de pulgones y moscas blancas, que son los principales problemas fitosanitarios de este cultivo en la Región de Murcia.


Y es que, el IMIDA ha comprobado en los trabajos realizados en los dos últimos años que los cultivos de melón temprano en los que se eliminan los tratamientos insecticidas son colonizados por un gran número de especies de enemigos naturales que realizan un control de plagas similar e incluso, en ocasiones, mejor que los insecticidas.


El IMIDA estudia la implementación del control biológico de plagas en cultivos de melón con el empleo de enemigos naturales autóctonos y la implantación de setos de vegetación en los márgenes de dichos cultivos, mediante un proyecto que cuenta con financiación del Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA), y la participación de la empresa Biobest.


La directora del IMIDA, Juana Mulero, destacó que la Región de Murcia es “la segunda provincia productora de melón de España y los principales problemas fitosanitarios de este cultivo son los pulgones y las moscas blancas, así como los virus transmitidos por estos insectos”.


La escasa implantación del control biológico en este cultivo se debe en gran medida a la falta de conocimiento para el manejo de los enemigos naturales. Por tal motivo, el proyecto que lleva a cabo el IMIDA, pretende establecer las bases científico-técnicas del control biológico de plagas en los melonares de la Región. No obstante, el conocimiento generado se puede aplicar también en otras zonas con condiciones ambientales similares.


Este proyecto se plantea varios objetivos. Uno de ellos es evaluar la capacidad de los enemigos naturales autóctonos para regular las poblaciones de las plagas principales, así como el estudio de las interacciones entre enemigos naturales para determinar la combinación que da los mejores resultados. También se plantea implementar setos de vegetación para la conservación de enemigos naturales, así como desarrollar métodos de cría de aquellos que presentan mayor interés.


AVANCES


En los trabajos realizados destaca el papel de la vegetación de los márgenes de los cultivos de melón para la conservación de especies de enemigos naturales clave para el control de plagas. Así, la Lavandula dentata se encuentra entre las especies de plantas de mayor interés para tal fin. Ésta tiene las ventajas de presentar un período de floración muy dilatado y una buena adaptación a las condiciones ambientales del Campo de Cartagena.


Según el investigador principal de este proyecto, Juan Antonio Sánchez, en las fincas agrícolas existen grandes extensiones no ocupadas por cultivos, por ejemplo los taludes de pantanos, cuya revegetación con Lavandula dentata y otras especies aromáticas reportaría grandes beneficios, tanto para la agricultura como para el medio ambiente, informaron fuentes del Gobierno regional.


Además de servir como reservorio de enemigos naturales, la creación de setos contribuiría a la conservación de otras especies beneficiosas, como por ejemplo los polinizadores, y a la reducción de la erosión en las zonas agrícolas.

En el marco de este proyecto se está trabajando también en el desarrollo de métodos de cría de nuevas especies de enemigos naturales que se espera contribuyan a controlar los pulgones en el melón y otros cultivos hortícolas.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Noviembre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
29
30
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->