EN NOMBRE PROPIO

Tornel (Imida): “Nos encontramos enfocados en la obtención de variedades resistentes a enfermedades y nuevos sabores como fresa o caramelo”

viernes, 28 de agosto de 2020

Tornel it12   1


España es el segundo país con más producción de uva de mesa en Europa y Murcia la primera comunidad productora a nivel nacional, al generar cerca de 185.000 toneladas. Además, Murcia lidera la investigación en nuevas variedades de uva de mesa a través de los trabajos de mejora genética de la vid y renovación varietal que realiza la sociedad murciana de Investigación y Tecnología de Uva de Mesa (ITUM), conjuntamente con el Instituto Murciano Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA). Para conocer más de cerca esta labora hemos entrevistado a Manuel Tornel, investigador del centro, en nuestra sección 'En nombre propio'... 


¿Cuándo y por qué se inició el proyecto Itum (Investigación y tecnología de uva de mesa) e Imida (Instituto Murciano de Investigaciones Agrarias)?


Hace años los productores de la Región de Murcia iniciaron el cultivo de uva de mesa usando variedades locales, que poco a poco fueron dando paso a variedades foráneas. Sin embargo, algunas de estas variedades no se comportaban bien, por lo que un grupo de empresas productoras, con la colaboración del Instituto Murciano de Investigaciones Agrarias (Imida)  y que ya disponía de un programa de mejora genética de uva, decidió en 2002 dar vida a Investigación y Tecnología de Uva de Mesa (Itum) para la obtención de nuevas variedades de uva de mesa apirenas.


¿Cuántas son las empresas productoras socias de Itum?


En la actualidad, existen 24 empresas productoras de la Región de Murcia y que suponen más del 95% de la producción regional. Además, se ha exportado las variedades al hemisferio sur y están de forma experimental y en las próximas campañas se van a hacer las primeras plantaciones comerciales en países como Chile, Perú, Brasil, Sudáfrica y Australia.


¿En qué consisten las actividades desarrolladas por el laboratorio de Cultivo in vitro del Grupo de Uva de Mesa sin semilla? ¿Cuáles son las fases de investigación?


El proceso empieza con los cruzamientos, que se hacen en el periodo de floración y antes de que las flores de la uva se autofecunden al ser hermafroditas.


En primer lugar, eliminamos los estambres de los racimos que vamos a polinizar y, por otro lado, recogemos el polen del parental masculino. Debemos de tener en cuenta que al iniciarse una nueva línea, si la madre tiene semillas, aunque el padre sea apirena, tendremos un semillero pero en un porcentaje muy bajo de uvas sin semillas, menos del 5%. Por ello, llevamos a cabo cruzamientos pero con ambos parentales sin semilla, viéndonos obligados a realizar cultivo in vitro de ese pequeño esbozo seminal herbáceo y obteniendo plantitas de cultivo híbrido, elevando el número de descendencia con apirena.


A continuación, estos híbridos se llevan al campo donde anualmente plantamos entre 12-15 mil híbridos y los sometemos a una primera evaluación para pre-seleccionar con más de 10.000 plantas por hectárea. De estas plantas, como máximo 15 pasan a una segunda fase de selección para su estudio agronómico y otras 12 plantas pueden quedar como nuevas madres.

Aquellas plantas que pasan al estudio agronómico se injertan y se colocan en un marco de plantación más comercial, en torno a las 1.000 plantas por hectárea y se hace un estudio de sus características para poner a punto las técnicas de cultivo que se van a llevar a cabo en esa uva.


De esta manera, durante las visitas que hacen las empresas socias en verano se muestran a los socios estas plantas con varios híbridos.


En total, ¿cuántas variedades existen registradas? ¿Qué aspectos destacan de las mismas frente a otro tipo de uvas?


En la actualidad, disponemos de 18 variedades registradas por el  programa Itum-Imida. Como característica generalizada hay que destacar que todas son crujientes, con un sabor moscatel o neutro y, como gran ventaja, dos de ellas tienen genes de resistencia a enfermedades como el oídio. 


¿Qué importancia tiene para Itum la búsqueda de un cultivo sostenible y respetuoso con el medio ambiente?


Las plagas en el cultivo son controladas utilizando técnicas de confusión sexual, mediante feromonas, para no usar insecticidas. En otras ocasiones, empleamos la suelta de fauna auxiliar o trampas para la mosca. En definitiva, la mayoría de plagas se controlan con el uso de técnicas que no sean el empleo de insecticidas aunque una excepción es el caso de los hongos. En esa ocasión, es necesario llevar a cabo un tratamiento fungicida de forma preventiva, especialmente para el mildiu, oidio y botritis, principales hongos que afectan al cultivo de mesa.

Desde hace más de 14 años, nos encontramos trabajando en una línea para obtener variedades resistentes a enfermedades, basándonos en variedades de uva de vinificación o en uvas de vitis silvestres que presentan genes resistentes a las enfermedades. en concreto, tenemos registradas las variedades fifteen y seventeen y que, en estos momentos, se encuentran recolectando y pueden verse en los supermercados tanto españoles como europeos.


¿Qué producción total de estas variedades existe en la Región de Murcia?


En la Región de Murcia existen 6.400 hectáreas de cultivo de uva, de las cuales 1.084 son de uva perteneciente al proyecto Itum-Imida. 


Itum se ha convertido en un referente en las variedades de uva de mesa sin semilla exportando a nivel global. En estos momentos, ¿a qué países se está realizando?


Las variedades Itum-Imida se han exportado a países tan diversos como Chile, Perú, Brasil, Namibia o Australia, lugares donde no suponen competencia para las empresas murcianas que desarrollan el proyecto.


¿Cómo han ido evolucionado las tendencias del consumidor en las dos últimas décadas?


Según datos de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), el consumo de uva de mesa en los últimos 20 años se ha duplicado a nivel mundial. En mi opinión, creo que esta tendencia se debe a la facilidad con la que podemos consumir estas uvas sin semillas, ya que existen empresas que incluso las envasan como cuarta gama listas para abrir y comer.


Otro hecho que ha influido en el incremento del consumo durante este tiempo es la ampliación del calendario productivo, ya que las empresas adheridas al proyecto Itum-Imida antes solamente producían uva entre septiembre-octubre y ahora empezamos en junio y podemos llegar hasta diciembre.


Itum se ha convertido en un obtentor de uva de mesa sin semilla a nivel internacional, llegando a fijarse en el mismo productores de medio mundo, incluido Perú. Y es que todos los años son muchos los grupos de científicos que visitan sus instalaciones. En la actualidad, ¿existe alguna colaboración con alguno de estos países?


A nivel científico, la investigación ha sido desarrollada de forma propia y unilateral por Itum-Imida, no obstante, existen acuerdos comerciales con empresas que se dedican a vender variedades a nivel mundial.


Laboratorio uva


En la actualidad, ¿qué nuevas variedades estratégicas se están estudiando para satisfacer las necesidades de los clientes?¿Qué tecnologías se están empleando para lograr las mismas?

En estos momentos, desde el proyecto Itum-Imida nos encontramos enfocados en la obtención de variedades resistentes a enfermedades, además de líneas de trabajo que incorporen nuevos sabores a la uva tales como fresa o caramelo. En estos sentidos, manteniendo siempre el nivel de textura crujiente en todas las variedades presentes y futuras. Para todo ello, estamos empleando biotecnología, como por ejemplo en el cultivo in vitro, además de tener el laboratorio totalmente aséptico y preparar nosotros todos los medios de cultivo para todas las fases de los medios de cultivo. Del mismo modo, empleamos técnicas de marcadores moleculares, antes de llevarlas al campo, para eliminar las plantas de los cruzamientos que vienen de resistencia a enfermedades y que no heredan dichos genes de resistencia. Ç


Por último, ¿cuáles son los retos del futuro de la uva de mesa sin semilla?


En el futuro esperamos que más de las variedades próximas que nos encontramos investigando tengan genes resistentes a enfermedades. De esta manera se conseguirá que el número existente de hectáreas de cultivo en la Región de Murcia sea sostenible, con menor impacto medioambiental y saludable.



EN NOMBRE PROPIO


Libro o Película: ‘El pianista’ de Roman Polanski

Color: Azul

Una afición: El mar

Un deseo: Una vacuna contra el Covid-19

Un día de la semana: Lunes

Una estación del año: Verano

Una comida: Migas

Un destino: Sudeste asiático

Un refrán: “La uva con queso sabe a beso”


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD