Naturaleza

ANSE y Naturactúa replantan nueva vegetación autóctona en las playas roturadas en Calnegre

jueves, 2 de mayo de 2019


PLANTACION SISCAR ANSE 01 MAYO


Una docena de voluntarios de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y Naturactúa han plantado 200 ejemplares de la hierba Elymus farctus (grama de arena) en las playas de Calnegre y del Siscar, y piden a la Comunidad Autónoma que proceda a la señalización de la zona restaurada para evitar una nueva destrucción.


Las organizaciones responden de esta manera a los actos vandálicos que a finales de marzo y a mediados de abril conllevaron la destrucción de la vegetación de varias playas del Parque Regional de Cabo Cope y Calnegre (Calnegre, Baño de Las Mujeres y El Siscar) mediante un tractor, y también los bolardos que señalizaban la zona y los carteles de información.


Esta plantación, con ejemplares de lastón producidos en el vivero de planta autóctona de ANSE en Cartagena, ha sido posible gracias a que las excepcionales lluvias de primavera mantienen niveles de humedad en el suelo que favorecerán la supervivencia de las plantas introducidas, muy bien adaptadas a las condiciones ambientales de los arenales costeros, con tan solo algún riego de supervivencia posterior.


ANSE y Naturactúa valoran positivamente la reacción de la Dirección General de Medio Ambiente tras la última roturación de la playa, reponiendo la vegetación y señalizando nuevamente la zona, pero responsabilizan a las políticas de los diferentes gobiernos regionales de las dos últimas décadas el rechazo a la conservación de la costa de Calnegre-Cope por una parte de la población local.


Para ambas organizaciones, "la reducción de la superficie del Parque Regional de Cabo Cope y Calnegre para el desarrollo urbanístico de Marina de Cope por parte del Gobierno regional con el apoyo de los ayuntamientos de Águilas y Lorca, la aprobación inicial de grandes desarrollos urbanísticos como el de Puntas de Calnegre por parte del Ayuntamiento de Lorca, y el progresivo y rápido aumento de grandes superficies de regadío intensivo y su legalización, tanto en Marina de Cope como en las inmediaciones de Puntas de Calnegre, han transmitido a muchos propietarios y opositores a la protección de la zona que se podía hacer cualquier cosa sin riesgo a sanciones".


Asimismo, recuerdan que la destrucción de infraestructuras que limitaban el acceso de vehículos a las playas de Marina de Cope el pasado verano "quedó igualmente impune", y los ayuntamientos de Lorca y Águilas "han contribuido a transmitir ese mensaje de impunidad con su apoyo a la reducción del espacio protegido a favor de la agricultura superintensiva en 2018".


Por ello, ANSE y Naturactúa instan al Gobierno de la Comunidad Autónoma, a los Ayuntamientos de Lorca y Águilas, y al Ministerio de Transición Ecológica, a trabajar conjuntamente por la conservación "de uno de los tramos costeros más singulares de la costa mediterránea española".


En este sentido, proponen que apoyen el mantenimiento y conservación de las plantaciones realizadas y la recuperación natural de los arenales roturados, situados en todos los casos dentro del Dominio Público Marítimo Terrestre, mediante su adecuada señalización y vigilancia. Deben reponerse también los bolardos y señalizaciones sobre control de accesos e información ambiental en las playas de la Marina de Cope.


Asimimo, que la Comunidad Autónoma acelere los trámites para la aprobación definitiva del Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Regional de Cabo Cope y Calnegre, y del Plan de Gestión del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).


También que se proceda a un trabajo coordinado en las tareas de vigilancia y control de accesos a las playas por parte de los tres niveles de la administración: agentes medioambientales, Guardia Civil y Policía Local, especialmente durante el período estival, para evitar aglomeraciones excesivas y posibles accidentes en las mismas.


Las organizaciones piden igualmente a todos los grupos políticos de Lorca que condenen estos actos vandálicos, y se promueva en un pleno del Ayuntamiento el apoyo a las medidas de gestión y control del tráfico a las playas del espacio protegido.


Finalmente, ANSE y Naturactúa opinan que los vecinos del Parque pueden tener facilidades de acceso a las playas próximas a sus viviendas, como ocurre en otros lugares como el Parque Regional de Calblanque, Monte de Las Cenizas y Peña del Águila, "pero esto no puede ni debe impedir una regulación adecuada que evite aglomeraciones y daños en los valores naturales de las playas, y posibles riesgos en cuanto a seguridad".

PUBLICIDAD

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Junio 2019
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD