EN NOMBRE PROPIO

Góngora (Hortiespaña): "Es necesario que se tome en cuenta a los agricultores, cuya falta de rentabilidad está llevando a poner en peligro su continuidad”

sábado, 4 de abril de 2020


FRANCISCO GONGORA PRESIDENTE HORTIESPAu00d1A 1


¿Qué papel desempeña la Organización Interprofesional Española de Frutas y Hortalizas de España (Hortiespaña) y qué destacaría de su contribución a los profesionales?


Hortiespaña es representativa en el conjunto de la producción y de la comercialización de todo el territorio del Estado español, de los productos hortofrutícolas cultivados bajo invernadero y para consumo en fresco: tomate, pimiento, pepino, calabacín, berenjena, melón y sandía con una representatividad total del 70 % del conjunto de sus productos de cobertura. Esta Organización Interprofesional se constituyó para la representación y defensa de los intereses comunes del sector hortofrutícola intensivo español así como para la promoción del modelo hortofrutícola bajo invernadero solar, un modelo reconocido a nivel europeo e internacional por su compromiso con el medio ambiente, la calidad y seguridad alimentaria, y el respeto a las personas.


¿Qué importancia económica tiene el sector hortofrutícola en España? ¿Y la producción de bajo invernadero?


Las frutas y hortalizas frescas representan el 37% de la Producción Final Agraria (PFA), constituyendo el primer epígrafe de la agricultura española, con un valor de la producción de más de 18.000 millones de euros muy por delante de otras ramas de actividad agraria (cereal, vino, aceite de oliva, porcino, ovino o leche). Sólo la horticultura representa el 19,1% de la PFA en España, superando los 9.387 millones de euros, siendo el primer subsector agrario nacional.


El sector productor y comercializador representado por Hortiespaña es uno de los principales pilares económico del país con 40.500 hectáreas invernadas, 19.000 agricultores, 277 empresas, más de 100.000 empleos, 3 millones de toneladas de frutas y hortalizas y 3.000 millones de euros cada campaña.


¿Con qué superficie de producción cuenta España, incluyendo la ecológica? ¿Qué niveles de producción y exportación se barajan en estos momentos?


La producción española de hortalizas y frutas en invernadero ronda los 4,5 millones de toneladas, principalmente de tomate, pimiento, pepino, berenjena, calabacín, melón y sandía, destinándose el 75% a la exportación, en su mayoría a Alemania (32%), Francia (16%), Reino Unido (12%) y Países Bajos (11%). Los datos sitúan a España como uno de los principales proveedores de hortícolas dentro de la Unión Europa. En la actualidad, se está manteniendo un ritmo de exportación normal para esta época del año. La superficie invernada en España ronda las 41.000 hectáreas: 31.500 en Almería; 5.200 en Granada; 4.000 en Murcia y 1.000 en Alicante y otros. 


¿Cómo está afectando la crisis del Covid-19 a la campaña hortofrutícola?


Partimos de que estamos atravesando una situación excepcional y que nunca antes habíamos ni siquiera imaginado, y al igual que todo el mundo se está viendo afectado, nuestro sector productor, en cierta medida también. Los invernaderos siguen produciendo y comercializando sus frutas y hortalizas, de primera necesidad en estos momentos. Pero debido a la imprecisión sobre las restricciones para circular en vehículos particulares, desde esta Interprofesional hemos constatado un incremento preocupante del absentismo laboral. Esta situación, se produjo sobre todo durante la primera semana de confinamiento propuesto dentro el Estado de Alarma, ya que la falta de respuesta clara y uniforme por parte de las autoridades favoreció la circulación de falsas noticias lo que incentivó que no se acudiera a los centros de producción. Igualmente, la limitación de circular de forma individual es a día de hoy un hándicap para el sector hortofrutícola, ya que las personas que deben realizar los desplazamientos a las zonas de cultivo y a las instalaciones de manipulado, en muchas ocasiones, no disponen del carnet de conducir o no tienen vehículo propio. Estas zonas rurales no tienen una adecuada red de transporte público, por lo que el transporte privado es absolutamente necesario.


Igualmente, es necesario que lleguen los insumos imprescindibles para que continúe la actividad agrícola. Aunque durante la semana pasada (segunda de confinamiento) había más regularidad aún se percibía estos desequilibrios de personal. A pesar de todo esto, la horticultura sigue para continuar alimentado a Europa de forma sana y segura, como hemos hecho siempre.


¿Cuáles cree que son los principales logros, retos y cuestiones pendientes en el sector hortofrutícola?


En estas casi seis décadas de evolución y expansión de la horticultura invernada son muchos los hitos que se han conseguido, no sin el esfuerzo, la briega y la voluntad de superación de agricultores y comercializadores, pues el sureste español ha otorgado a España el calificativo de potencia agroindustrial capaz de suministrar frutas y hortalizas durante todo el año a 500 millones consumidores en Europa por merecimiento propio. 


Entre los méritos conseguidos destacan: el control biológico, la horticultura ecológica, trazabilidad, seguridad alimentaria, economía circular, promoción, gestión de residuos, agua desalada, IV-V y VI gama, I+D+i, y por supuesto, la creación y puesta en el mapa del futuro del agro de las figuras de las interprofesionales, entre ellas esta que tengo el honor de presidir.


En cuanto a las cuestiones pendientes quedan bastantes, pero por señalar una sería la imperiosa necesidad de que se tome en cuenta a nuestros agricultores. Es palpable la falta de rentabilidad de muchas explotaciones agrarias de tamaño pequeño y medio, que está llevando a muchos agricultores a situaciones ruinosas, poniendo en peligro la continuidad de su explotación. Hortiespaña  cree necesario que se tenga en cuenta esta caída de la rentabilidad y trabajar para que nuestros productores obtengan recompensas justas. De la misma forma desde esta Organización seguimos reivindicando que nuestro sector debe ser más recompensado y reconocido. Nuestros profesionales han vuelto a demostrar que, ante las vicisitudes, se crecen y cumplen sobradamente con su labor: alimentar a la sociedad. Y el reto permanente es defender a nuestro sector poniéndolo en valor.


Cultivos hortiespau00f1a (foto hortiespau00f1a)



En la actualidad, ¿cuáles son las principales técnicas de cultivo y riego para la producción de frutas y hortalizas en España?


Los cultivos en invernaderos hortícolas, como todos los cultivos, tienen problemas de plagas y enfermedades. Desde hace más de 10 años, el principal método de control de plagas es el control biológico, mediante insectos y ácaros depredadores, enemigos naturales de las plagas. Por el uso de esta fauna auxiliar, se ha podido reducir el uso de plaguicidas a un mínimo, garantizando productos sin ningún residuo químico. Además, la masiva implantación del control biológico ha favorecido también el crecimiento de la producción ecológica bajo invernadero.  Aproximadamente el 12% de todos los invernaderos está certificado para la producción ecológica.


El 80% de los cultivos crecen en suelo, y no en sustrato. Todas las plantas reciben su agua y nutrientes con riego localizado, por goteo. Gracias a esto, se puede dosificar perfectamente la cantidad justa para regar. A pesar de que el rendimiento por metro cúbico de agua es mucho más alto que en otros sistemas agrícolas, hay margen para mejorar. Los instrumentos de precisión pueden ayudar a optimizar el uso de agua, para utilizar aún menos. Esto es un reto en que se está trabajando duro.


¿Cree que los consumidores españoles conocen los métodos naturales y sostenibles que se utilizan en el campo español en los cultivos de frutas y hortalizas?


Rotundamente no. Por este motivo, en 2017 Hortiespaña puso en marcha su campaña de promoción e información ‘Cultivos de Invernadero’ cuyo objetivo era desmitificar y descubrir la realidad de nuestro sistema de cultivo para contrarrestar las erróneas percepciones sobre nuestro modelo de producción con argumentos objetivos, certificables y avalados por informes científicos, y autoridades académicas, que demuestran todo un abanico de bondades y efectos diferenciadores de nuestras frutas y hortalizas. Dentro de esta campaña se incluyeron muchas acciones promocionales y se editó un video, titulado “Un Mar de Razones” donde se recogen todos los argumentos reales de nuestra horticultura.


Pero esto no es un proceso corto en el tiempo. Es muy complicado rebatir las creencias de los consumidores de forma rápida, pero es cierto que en estos años se han dado grandes pasos y cada vez está calando más en la mente de los consumidores esta percepción de naturalidad, sostenibilidad y calidad de las frutas y hortalizas bajo invernadero. También creemos que es fundamental contrarrestar todos los ataques y “fake news” que campaña tras campaña se publican sobre nuestro sector y que no hacen otra cosa que dañar nuestra imagen a base de desinformación y descontextualización de situación que no se corresponde con la realidad. Estos continuos agravios vemos que están muy bien dirigidos, intencionados y tematizados para dañar ejes importantes de la producción hortofrutícola y esto no podemos seguir tolerándolo. 


Podemos afirmar que ha sido un año complicado para el sector, donde la agricultura no atraviesa su mejor momento. ¿Considera que está en peligro de extinción?


Sí, está siendo un año complicado, pero no debemos retrotraernos a estos últimos meses, sino que la horticultura ya viene desde hace varias campañas dando signos de agotamiento. La caída clara de la rentabilidad en las explotaciones, la competencia de terceros países y la pérdida de competitividad del sector de hortalizas de invernadero, hace que sea necesario que la Administración tome partida y acometa una bajada urgente de los costes públicos, especialmente los relacionados con la electricidad y el carburante. A esto hay que unirle la falta de una remuneración justa para los productores que no puede venir de medidas que no se adaptan a la realidad de un sector tan importante como el hortofrutícola. El establecimiento de precios mínimos o la prohibición de la venta a pérdidas no solucionan esta problemática. Antes de que llegara a nuestras vidas el coronavirus, la agricultura de toda España había empezado una cadena de movilizaciones con las que reivindicar la situación de urgencia que está viviendo nuestro modelo productivo.


Cultivos hortiespau00f1a 2 (foto hortiespau00f1a)


¿Qué es necesario para que no se pierda el modelo hortofrutícola?


Son muchas las cuestiones necesarias. Podemos empezar hablando de la necesidad de contar con agua de calidad y a un precio asequible y para todos los productores; y una reducción de costes para algunos inputs de producción como la energía o impuestos, como he mencionado anteriormente. Otro punto importante es contar con medidas para el control de importaciones extracomunitarias como el control de tasas arancelarias y la revisión de los precios mínimos de entrada de productos extracomunitarios. Controlar y erradicar el etiquetado fraudulento de producto de origen extracomunitario, haciéndolo pasar por producto español. Y por supuesto dotar a las Organizaciones Interprofesionales de más competencias en temas relativos a calidad, mercados, medioambiente, promoción y poder operar con mayor agilidad y diligencia sobre estas cuestiones que preocupan a nuestro campo. Igual de urgente es para nosotros que se fomente la adscripción de la Distribución en las Organizaciones Interprofesionales para que así se establezca un diálogo fluido y que nos lleve a la corresponsabilidad de ambas figuras distribución/interprofesión.



Por otro lado, me gustaría mencionar el agravio comparativo que existe entre la agricultura intensiva y la extensiva debido a que el agricultor de la horticultura intensiva apenas se ve beneficiado por la subvención del gasóleo agrícola ya que el principal coste energético proviene de la extracción del agua para el riego y ésta se hace con energía eléctrica. Y por último, puntualizaría también que es vital seguir avanzando en el incremento de la agricultura ecológica como un elemento de calidad y diferenciador muy apreciado por los consumidores.


Francia incluyó una medida sobre la Economía Circular destinada a prohibir los envases de plástico y las etiquetas adhesivas en frutas y verduras frescas desde el 1 de enero de 2022. ¿Cómo afectará este hecho a España?


Francia es el tercer mercado de la UE para nuestras exportaciones de frutas y hortalizas, por lo tanto, las medidas que se adopten en este país tendremos que tenerlas en cuenta. La horticultura española siempre ha tenido una gran capacidad de adaptación a los cambios de tendencia de mercados y consumidores. Ya se están dando pasos buscando plásticos biodegradables y nuevas formas de presentación de nuestros productos.


Recientemente, las cuatro organizaciones interprofesionales europeas, entre ellas a la que representa, formalizaron un documento para la creación del Colegio de Interprofesionales Europeas dentro de la Asociación Europea de Productos Frescos, FRESHFEL Europe. ¿En qué beneficiará esta organización al sector de frutas y hortalizas europeo?


Este nuevo Colegio Interprofesional de Frutas y Hortalizas nace para aumentar el valor del sector europeo de frutas y hortalizas frescas y reconocer el papel que desempeñan las interprofesionales en beneficio de la hortofruticultura. Además, otorgará un papel relevante a las Organizaciones Interprofesionales del sector de frutas y hortalizas frescas en los debates sobre la nueva Política Agrícola Común y en la estrategia europea "De la granja a la mesa", que tiene como objetivo acelerar la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles incluyendo la producción primaria y todas las fases de la cadena.


La Comisión Europea ha publicado la hoja de ruta de la estrategia denominada “De la granja a la mesa”, que tiene como objetivo acelerar la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles. ¿Qué supondrá esta iniciativa para el sector de nuestro país?


Aún se están adoptando y debatiendo todas estas medidas para las producciones europeas. Esta estrategia “de la granja a la mesa” implicará nuevas obligaciones para los agricultores, por tanto, una vez definidas tendremos que ver como se adaptan a nuestro sistema de producción. A grandes rasgos podemos decir que la horticultura bajo invernadero del sureste español ya ha dado pasos en el sentido que reclama esta iniciativa: el control biológico ha hecho que se reduzca drásticamente el uso de fitosanitarios, empleando insectos auxiliares para combatir las plagas. En este sentido también hemos dado pasos para crear un ecosistema natural tanto dentro y fuera como de nuestros invernaderos y lo hemos conseguido con el manejo del hábitat y de la biodiversidad. También está en auge la producción ecológica bajo invernadero, intensificando aún más estas prácticas naturales y respetuosas con el medio ambiente. Ni que decir tiene que las frutas y hortalizas de Almería y Granada cumple con altísimos estándares de calidad y certificación agroalimentaria.


Una de las peticiones que hacen los Estados miembros de la Unión Europea en la elaboración de la Política Agraria Común (PAC) es la inclusión de fórmulas que integren a sectores como el de las frutas y hortalizas. ¿Qué supondría este hecho para el sector hortofrutícola? ¿Cómo puede influir su organización en dicha normativa?


Actualmente, en España, las frutas hortalizas no tienen acceso a las ayudas de pago por superficie a través del primer Pilar de la PAC, al contrario de lo que ocurre en otros países. Actualmente el pago por superficie supone aproximadamente el 70% de las ayudas de la UE a la agricultura. Como Interprofesional podemos presionar a través del Ministerio en esta política, con objeto de que cualquier agricultor independientemente de lo que produzca, pueda acceder a estas ayudas del primer pilar de la PAC, como ocurre, vuelvo a repetir, en otros Estados Miembros.


Por último, ¿cree Usted que las producciones hortofrutícolas españolas gozan en Europa del reconocimiento que merecen?


En cierto modo no, porque de ser así las políticas de la Unión Europea tendrían más en cuenta nuestras producciones a la hora de darles preferencia con respecto a las producciones de países terceros, vigilando porque cumplan las mismas normas sanitarias, sociales y de calidad que nosotros. Hortiespaña está poniendo énfasis en la potenciación de la tendencia hacia el consumo de producto español y europeo. Debemos ser nosotros mismo los que defendamos el producto español frente al de terceros países ante los consumidores nacionales y europeos, algo que hasta el momento no se está haciendo desde España pero que otros países sí que lo defienden. Hablamos de la nacionalización del producto español y europeización del mercado europeo.


EN NOMBRE PROPIO


Libro: novela costumbrista- Peñas Arriba e histórica - Episodios Nacionales

Película: Memorias de África y Gladiator

Color: Verde esperanza

Una afición: Campo y Naturaleza

Un deseo: estabilidad y felicidad familiar

Un día de la semana: sábado

Una estación del año: primavera

Una comida: migas con pimentón 

Un destino: Roma

Un refrán: "Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija"

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Espacio cedido por Agrodiario