Laboral

UGT y CC.OO alertan podría no haber suficientes candidatos a trabajar en campo

miércoles, 8 de abril de 2020

Trabajadores Campo Jornaleros 2 (Foto UGT FICA)


Los sindicatos UGT y CC.OO han advertido de que existe el riesgo de que no haya suficientes interesados en trabajar en el campo durante las campañas de recolección debido a los bajos salarios, incluso aunque se permita a los parados simultanear el cobro del subsidio con estos ingresos.


Portavoces de ambos sindicatos han coincidido en declaraciones a Efeagro en valorar las medidas aprobadas por el Ejecutivo, aunque consideran que pueden "quedarse cortas" y lamentan que no se haya aprovechado la oportunidad para regularizar -aunque fuera temporalmente- el trabajo realizado por los miles de "sin papeles" empleados en este tipo de campañas de forma ilegal.


"Encontrar gente para trabajar va a depender de qué salario se les pague. Si se abona un precio por debajo del Salario Mínimo Interprofesional -de 950 euros al mes- seguramente ni los trabajadores que estén cobrando otros subsidios como el de desempleo quieran ir", ha afirmado el responsable del sector agrario en UGT, Emilio Terrón.


Ha recordado que desde los sindicatos denuncian desde hace años que una práctica habitual en el campo es pagar sueldos por debajo de lo estipulado sin cumplir con la normativa, y de hecho critican que todavía haya convenios en vigor a nivel provincial con salarios que no llegan al mínimo establecido.


"Veremos si ahora, cuando tendrán que ser españoles en vez de extranjeros los que recolecten la fruta -debido a las restricciones a la movilidad impuestas para frenar la propagación del coronavirus-, aceptarán cobrar 38 o 40 euros al día en vez de los 48 que se debería recibir", ha lanzado.


Además, Terrón ha opinado que habría sido útil permitir también a los afectados por algún Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sumarse a estas campañas, algo que por el momento el Gobierno descarta.


"Se ha perdido la ocasión de dar una oportunidad a las personas que viven en asentamientos, que llevan muchos años en España sin papeles y sacarles de la economía sumergida", ha añadido.


Desde CC.OO, su responsable para el sector agrario, Javier velasco, ha reconocido que el decreto del Gobierno incluye varias de las medidas propuestas por el sindicato y ha respaldado la decisión de no permitir el acceso a esos puestos de trabajo a los afectados por algún ERTE.


No obstante, ha lamentado que se haya desoído su petición de regularizar a "muchos trabajadores que trabajan en el campo sin contrato, que no tienen papeles y que viven por la zona", a menudo en asentamientos ilegales.


"Es posible que pese a estas medidas no se alcance el número de personas necesarias para la recolección. A ver quién quiere trabajar en el campo por unos siete euros la hora, que estamos hablando de un trabajo exigente a nivel físico y con el sueldo mínimo", ha argumentado.


Tanto CC.OO como UGT han resaltado cómo los cálculos del Ejecutivo han reducido casi a la mitad el número de trabajadores que necesita el campo en estas fechas: la semana pasada se hablaba de 100.000 a 150.000 y ahora la cifra se sitúa entre los 70.000 y los 80.000.


La exigencia de que los contratos sean por escrito y que el pago del salario se realice por transferencia bancaria son puntos positivos del decreto, de acuerdo con estas mismas fuentes sindicales, que han apuntado que ayudarán a minimizar las prácticas irregulares. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD