Ayudas y Financiación

Castilla-La Mancha reclama una ayuda específica al olivar de bajo rendimiento en la PAC

martes, 23 de junio de 2020

VareandoolivosFotoUPA 2


El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha insistido en la importancia del olivar de bajo rendimiento y en que, para su defensa, se incluya en el próximo periodo de la Política Agrícola Común (PAC) una ayuda específica acoplada para este tipo de cultivo leñoso muy asentado en la región que, a su juicio, necesita el apoyo de la Administración.


Así se lo ha solicitado este lunes Martínez Arroyo al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante la videoconferencia que ha mantenido con los consejeros autonómicos en el marco del Consejo Consultivo de Política Agrícola, una reunión preparatoria al encuentro de ministros de la Unión Europea del próximo lunes, ha informado la Consejería en una nota de prensa.


El titular de Agricultura ha destacado que en Castilla-La Mancha hay 63.000 familias que viven del olivar, la mayor parte de bajo rendimiento, y ha abogado por poner en marcha esta medida porque, como ha argumentado, “no puede competir un olivar de bajo rendimiento con un olivar intensivo o superintensivo, si no hay una ayuda específica de la Administración”.


También ha pedido que el olivar ecológico, de manera particular, y toda la producción ecológica, en general, cuente con un ecoesquema específico.


En un momento en el que está sobre la mesa el proyecto de un Pacto Verde europeo y donde se engloba la estrategia ‘Del campo a la mesa’, “es imprescindible que haya ayudas específicas para este tipo de producción”, ha reiterado el consejero.

Asimismo, Martínez Arroyo ha resaltado la necesidad de que se abra, cuanto antes, el debate político de la PAC con las comunidades autónomas, porque “nos estamos jugando mucho”, ha aseverado.


Ha dicho que ahora toca definir la posición de España en Bruselas porque en este mismo mes de julio se espera tener ya, bajo la presidencia alemana, la cantidad de recursos públicos que se pondrán a disposición del sector agrario.


Ha recordado que en Castilla-La Mancha se cuenta desde 2018 con un documento de posición “muy trabajado” con las organizaciones agrarias que sirve “de base” y ha abogado por que, en el nuevo periodo, se vaya a un modelo que “prime a los agricultores profesionales” y que “apueste por la convergencia de las ayudas”, lo cual requiere de un replanteamiento de la actual política agraria, basada en los derechos históricos de hace 20 años.


De igual modo, ha defendido un modelo redistributivo de las ayudas, poniendo en marcha un techo por explotación para que los fondos que se ahorren puedan servir para apoyar a la agricultura familiar, a las pequeñas y medianas explotaciones.


Finalmente, ha recordado que el número de solicitudes de la PAC, tras concluir el periodo de presentación el pasado 15 de junio, es similar al de campañas anteriores, alrededor de 120.000, y ha subrayado que esta comunidad autónoma no quiere perder a agricultores y ganaderos, que generan riqueza y empleo y fijan población en el medio rural. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD