Frutas y Hortalizas

La Unió prevé una caída del 27% en la cosecha de caqui, aunque espera que aumente el consumo

lunes, 14 de septiembre de 2020

Caqui Árbol cultivo (Foto La Unió)



La organización agraria Unió de Llauradors ha auntado que las primeras estimaciones reflejan una cosecha de 315.000 toneladas de caqui, lo que supondrá una reducción del 27% sobre la pasada, circunstancia que debería servir para que el mercado absorbiera la producción esperada.


La campaña del caqui se inicia ya en las zonas productoras de la Comunidad Valenciana y La Unió espera que se desarrolle de forma normal, con un aumento del consumo y unos precios en torno a los 0,37 euros/kilo, según fuentes de la organización agraria.


La fruta es de "excelente calidad" y los consumidores "deben conocer que los caquis, a diferencia de las de otros importados de terceros países, cumplen con la legislación más estricta en cuanto a uso de productos fitosanitarios y seguridad alimentaria".


La "fuerte" demanda que se espera de cítricos españoles como consecuencia de la covid-19, siguiendo la tendencia del final de la pasada campaña, podría repercutir también de forma positiva en el aumento de las ventas de caqui y, en consecuencia, también en un repunte de las cotizaciones en origen.


La Unió ha recordado a los diferentes operadores comerciales, ya sean privados o cooperativas, que no es una campaña para efectuar ofertas o saldos que "estropeen" las "buenas" perspectivas, y que una "mínima planificación" de la temporada en los cuatro meses de consumo óptimo comportará precios razonables y beneficios por "todos" los integrantes del sector.


Por este motivo, ve "muy importante" que los productores denuncien cualquier práctica comercial supuestamente abusiva e ilegal, como es no hacer obligatorio el contrato o que éste no recoja el precio o la fecha de recolección.


La "única preocupación" entre los productores para esta campaña es que una "pequeña" parte de la producción que se considera destrío o merma por no llegar al circuito comercial se deba al aumento de las plagas y a las dificultades de los agricultores para combatirlas, ante la desaparición de productos fitosanitarios eficaces y la falta de alternativas, han añadido desde la organización.


Por eso, han pedido a las administraciones autonómica y nacional que se den las herramientas efectivas contra estas plagas, puesto que a su juicio las actuales "son insuficientes e ineficaces".

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad