Regadíos y Abastecimientos

Puig anuncia 100 millones en las cuentas de 2021 para el Plan Vega Renhace

viernes, 18 de septiembre de 2020

PRE 1 Plan RENHACE (Foto Generalitat Valenciana)



Los presupuestos autonómicos de 2021 incluirán 100 millones de euros para nuevas inversiones recogidas en el Plan Vega Renhace, que tienen como objetivo la transformación y relanzamiento de la comarca de la Vega Baja.


Así lo ha anunciado en Almoradí (Alicante) el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, al presentar el Plan Vega Renhace, un conjunto de iniciativas surgidas como consecuencia de la riada que hace justo un año asoló la Vega Baja y cuyos puntos son consecuencia de 125 reuniones en los últimos 9 meses con los agentes implicados de la comarca y con una voluntad "inequívoca" de situarse "por encima de cualquier visión partidista".


Tras visitar la 'zona cero' de la riada de la DANA de septiembre de 2019, en una curva del cauce del río que se rompió por la subida del caudal cerca de Almoradí, el president ha presentado las líneas estratégicas en un acto en el auditorio municipal de Almoradí arropado por ocho conseller y donde han acudido otras autoridades, como los presidentes de Les Corts, Enric Morera, y de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, y la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador.


El Plan Vega Renhace surge tras las catástrofe natural ocurrida a raíz de las precipitaciones de los días 12 y 13 de septiembre de 2019 y de la posterior crecida del río Segura por lo caído en las vegas media y alta del cauce.


De las prioridades, Puig ha destacado que convertirá la Vega Baja en un centro de referencia para la investigación del recurso del agua y la sostenibilidad, y ha apuntado que para ello se tramita junto a las cinco universidades públicas valencianas un consorcio para crear el Centro Europeo del Agua.


Tras recordar que la Generalitat tiene "un compromiso claro" con el trasvase Tajo-Segura, ha apostado por sumar "todas las fuentes de recurso" para que la Vega Baja siga siendo "la huerta de Europa" con agua procedente del tratamiento terciario y la reutilización.


Otras de las prioridades serán nuevas infraestructuras, entre las que ha citado un nuevo trazado de la CV-95, mejorar la N-332 en Guardamar del Segura y la conexión al Corredor Mediterráneo, así como impulsar un clúster agroalimentario para que la agricultura siga siendo viable en el futuro.


Del mismo modo, el resto de ejes son consolidar la zona como un destino turístico atractivo y fidelizar el turismo residencial, "fundamental para la Vega Baja", y la apuesta de asentar la innovación en la comarca con, entre otras iniciativas, la presencia en el territorio del proyecto del Distrito Digital.


"Sostenibilidad, crecimiento, digitalización e innovación" son las palabras clave del futuro de la Vega Baja, según Puig, dentro de este plan "ambicioso" para el que necesita el apoyo del Gobierno central, la UE, la Diputación de Alicante y los ayuntamientos, así como la colaboración público-privada.


De la ayuda del Gobierno de España, ha avanzado que se solicitarán proyectos vinculados para la Vega Baja por valor de 400 millones de euros.


El Plan Vega Renhace contará con una oficina en la comarca y, además, la Generalitat se propone convocar una conferencia anual para analizar el desarrollo de las iniciativas.


Por su parte, el comisionado del Plan Jorge Olcina, catedrático de la Universidad de Alicante y presidente de la Asociación Española de Geógrafos, ha afirmado ante las autoridades de distinto signo que el Vega Renhace "está por encima de la política y de las ideologías porque se necesitan soluciones para la sociedad".


Olcina ha destacado que se trata de "un plan novedoso en el conjunto de España y Europa por el espíritu, por la forma en que se ha hecho y la rapidez, en apenas 8 ó 9 meses" y ha asegurado que si se ejecutan las actuaciones previstas se conseguirá una comarca de la Vega Baja "preparada ambiental, económico y territorialmente".


La alcaldesa de Almoradí, María Gómez, del PP, ha abierto el acto pidiendo al jefe del Consell que no olvide las promesas en la Vega Baja, que las incluya en los presupuestos de 2021 y le ha urgido a trabajar para que la tragedia "no vuelva a suceder", con la convicción de "que se rompa un río (como ocurrió) se puede evitar en pleno siglo XXI".


Entre una serie de ayudas, incluidas peticiones a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), ha instado a Puig a que la depuradora de Almoradí sea una realidad el próximo año. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD