OPINIÓN

2020, año de desafíos, solidaridad y defensa de los intereses de la Región

jueves, 24 de diciembre de 2020

Antonio Luengo consejero de Agua, Agricultura, Ganaderu00eda, Pesca y Medio Ambiente de la Regiu00f3n de Murcia


Cerramos 2020 como un año inolvidable. Un año en el que la sociedad ha visto como, de la noche a la mañana, todo cambiaba tras la aparición de la Covid-19, se ha evidenciado nuestra vulnerabilidad. Nuestra vida personal y social se ha visto alterada, la manera en la que nos relacionábamos, la suspensión de competiciones deportivas, actos culturales o de ocio, o como las posibilidades de salir a la calle e incluso de acudir a trabajar quedaban prohibidas. Un frenazo en seco a nivel mundial que hoy aún sufrimos pero que, sin embargo, también nos ha permitido sentirnos orgullosos ante aquellos que, en los momentos más complicados, han dado la cara por todos.


Hablamos del sector agroalimentario, representado en la Región de Murcia por su agricultura, ganadería, pesca y la industria alimentaria. Un sector ejemplar que, durante este año negro, se ha reafirmado por su capacidad de superación, su solidaridad con el mundo y la capacidad de adaptación a una “nueva realidad” que no por ser más compleja ha puesto en duda su implicación.


Un sector que, lejos de bajar los brazos, volvió a mostrar su fortaleza, invirtió desde el primer momento en medidas de seguridad y sanitarias, para garantizar la protección de sus profesionales y de los productos producidos, adaptando los sistemas de transporte, recogida o las labores en fábricas. Todo ello con el objetivo de poder seguir produciendo y garantizando la   el abastecimiento con productos de calidad y seguros a toda España y gran parte de Europa, mientras el resto de la economía aún buscaba la manera de adaptarse a la situación generada por la pandemia. Los lineales de los supermercados de la Región de Murcia, de España y de Europa nunca se encontraron vacíos y la frutas y hortalizas producidas en nuestra Comunidad continuaron llegando a los hogares con más seguridad, si cabe, que lo hacían anteriormente. Una situación que se vivió de igual manera en embarcaciones pesqueras o explotaciones ganaderas, donde se configuraron sistemas de organización para no dejar de producir ni un solo día.


Pero además, a todo ello, sumaron las enormes contribuciones realizadas a diferentes asociaciones y entidades benéficas para colaborar con aquellos que peor lo pasaron durante los meses más duros de la pandemia, o poniendo sus medios a disposición de las administraciones para contribuir con las labores de limpieza o desinfección de municipios.

Por eso quiero aprovechar, una vez más, para reiterar el reconocimiento, orgullo y agradecimiento del Gobierno regional sobre el sector agroalimentario de la Región de Murcia. Un mensaje compartido por el millón y medio de murcianos que se tradujo durante los meses de confinamiento en aplausos y que, tiempo después, mantenemos cada día por la enorme contribución que han venido realizando, que nos ha permitido seguir liderando, como sector estratégico, la producción y exportación.


Curiosamente comenzábamos 2020 con el sector en la calle, acuciado por un gran número de amenazas, reivindicando un reconocimiento social y de las administraciones, especialmente del Gobierno de España, ante el abandono que venían sufriendo meses atrás. No es justo que nuestros agricultores tengan que trabajar y vender por debajo de los costes de producción, pero eso no les frena en su labor diaria. Ahora la sociedad ha interiorizado el mensaje y está junto a los profesionales. Sabe que el sector agrario es sinónimo de desarrollo económico, social y medioambiental, como pilar fundamental para garantizar la sostenibilidad ambiental.


Pero tienen aún muchos desafíos por delante y por ello necesitan que las administraciones, y el Gobierno de Fernando López Miras lo hace sin descanso cada día, estén junto a ellos, para ayudares y contribuir a minimizar esas amenazas y poder facilitar que sigan transformarlas en oportunidades. Amenazas como a la que nos hemos enfrentado en 2020 y que, por desgracia, parece que va a seguir siendo así si el Gobierno de Sánchez no cambia su modelo de anteponer la ideología a los criterios técnicos.


Y me refiero, evidentemente, al problema de agua. Problema generado por aquellos que no comprenden que solo con diálogo, coordinación, trabajo conjunto y solidaridad se podría cerrar definitivamente una cuestión que genera incertidumbre diaria entre nuestros regantes. Porque en España no falta agua, lo único que falta es la capacidad política de algunos por encontrar soluciones, por sentar en una misma mesa a las Comunidades implicadas tal y como venimos reiterando desde la Región de Murcia de manera constante. Porque no podemos entender cuál es la obsesión que tiene el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de no garantizar los recursos hídricos, el agua que el Levante necesita para sobrevivir. Si hay una Ley que ampara el derecho a recibir agua, cuál es el motivo que les lleva, de manera arbitraria y sectaria, a recortar los aportes de agua del Tajo al Segura, castigando a los agricultores y ganaderos de forma permanente.


No podemos olvidar que en el año 2020, cada vez que nos hemos encontrado en nivel 3, la Ministra Teresa Ribera ha decidido recortar el volumen de agua trasvasada. Solo en los últimos 15 meses, correspondientes al pasado año hidrológico y a los recientes meses de octubre, noviembre y diciembre, de los más de 282 hectómetros que deberían haber llegado a nuestra cuenca para regadío, la Ministra los dejó en apenas 220. Esto supone un recorte deliberado, partidista, injustificado y contrario a los criterios técnicos del 22 por ciento del agua destinada a regadío, o lo que es lo mismo, que de cada 100 litros que debían haber llegado al Segura, la Ministra ha decidido recortar 22 litros.

Una amenaza, no futura sino presente, a la que se suman nuevos ataques procedentes de Castilla-La Mancha y amparados por el Gobierno de España como la intención de doblar el mínimo de reservas que han de existir en los embalses de cabecera del Tajo y colocarlo en 800 hectómetros cúbicos, el doble de los 400 actuales, lo que unido al aumento que quieren imponer de caudales ecológicos supondría el descenso de 78 hectómetros cúbicos anuales de la cantidad trasvasada hacia la Cuenca del Segura, lo que supone un 21 por ciento menos del agua destinada al riego y un 18 por ciento menos de agua para consumo urbano.


Frente a esta hoja de ruta del Gobierno de España trazada para poner fin al Trasvase Tajo-Segura, desde la Región de Murcia con el presidente López Miras a la cabeza vamos a seguir oponiéndonos con argumentos técnicos y legales, amparados en la Constitución y en la Ley del Memorándum y de la mano de otras regiones como Andalucía o la Comunidad Valenciana que si creen en la solidaridad y el reparto de los recursos hídricos.


Desde la Región de Murcia lideramos la defensa del agua, la defensa del agricultor y de las posibilidades de desarrollo económico, social y medioambiental, porque el agua es vida. Y junto a ello, la necesaria, urgente y equitativa armonización de los precios del agua, para que los murcianos paguemos el agua al precio que la pagan en otros territorios, y no a precio de oro. Algo que si ocurre con otras materias como el gas, la energía o los carburantes, pero que en el caso del agua no parece tener relevancia.


Pero por desgracia no todos lo entendemos así y frente a esta defensa sin fisuras de nuestro sector primario, tenemos al Gobierno de España, que parece no entender cuál es la contribución de nuestro sector, y que debe defender en Europa sus intereses ante los grandes retos que tenemos por delante en política comunitaria.


Nos encontramos a mitad de un cambio de ciclo. La nueva PAC ya se atisba en el horizonte y, con ella el Paco Verde y la Estrategia de la Granja a la Mesa, con un sinfín de cambios orientados a la protección ambiental que nuestros agricultores y ganaderos deberán incluir en su día a día si desean seguir contando con las ayudas comunitarias. Ésta es sin duda una gran noticia, que conjuga con el objetivo perseguido desde la Región de Murcia de consolidar a la agricultura como el principal elemento de lucha frente al cambio climático y la desertización. Pero también debeos dotar de herramientas y medios económicos al sector para poder llevar a cabo esas modificaciones.


Es por ello que reclamamos una posición contraria a la reducción de fondos económicos, que estimamos de 140 millones de euros para la Región de Murcia en el periodo 2021-2027, la defensa del acceso de los jóvenes a la actividad agraria, la profesionalización del sector, la promoción de la mujer dentro del sector o el impulso del cooperativismo. A todo ello se suma la necesidad de una redistribución equitativa de los recursos a nivel nacional, nuevos fondos para hacer frente al cambio climático, o un mayor control de fronteras exteriores en el ámbito agroalimentario, de modo que los productores desarrollen su actividad en igualdad de condiciones, garantizando al mismo tiempo una alimentación segura y de calidad.

Y para terminar, y no por ello menos importante, vuelvo a exigir mecanismos de defensa ante ataques como el Brexit o las políticas de aranceles que sufre nuestro sector exportador. Acabamos 2020 sin un acuerdo cerrado que nos permita saber cuál es el escenario al que nos enfrentamos y con la incertidumbre permanente de cómo serán las relaciones comerciales con Reino Unido, uno de los principales destinos para nuestros productos.


Cerramos 2020 y lo hacemos con la ilusión y la esperanza de que la llegada del nuevo año traiga consigo el fin de la pandemia, la recuperación económica y del empleo, la generación de nuevas oportunidades. Pero también con el orgullo y el convencimiento de que nuestro sector primario, nuestros agricultores, ganaderos y pescadores, seguirán demostrando cada día su compromiso, implicación y esfuerzo para seguir liderando a nivel internacional la producción, la exportación, la calidad y la solidaridad de cada uno de sus actos. 


Antonio Luengo Zapata
Consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD